Ahorrar en el precio medio de la cesta de la compra

13

Aun así, es importante saber que, a pesar de lo caro que resulta hacer la compra de la semana, el precio total que gasta una familia española por año es mucho menor al de familias de otros países europeos. Un estudio realizado el pasado año 2017 constató que España es hasta ahora uno de los países con las cestas de alimentación más barata de Europa, y es que la media de gasto de familia por año no llega a los 1300 euros.

Una de las razones por las que comprar alimentos en España resulta más barato que en otros países, es por el número de supermercado y otros establecimientos por barrio y ciudad. En España existe una gran variedad de compañías de supermercado, como Alcampo, Carrefour, DÍA, Eroski, etc.

Cada una de estas marcas lanza ofertas y descuentos, así como precios por alimento que pueden resultar más económicos. Además, cada barrio cuenta con varios supermercados, por lo que hacer la compra semanal no requiere recorrer largos kilómetros para acabar en el supermercado que menos nos agrada, es decir, existe una diversa variedad entre la que poder elegir. Por otro lado, cada supermercado cuenta con muy diversas marcas de productos que permiten que el comprador elija la más económica.

Fuera de territorio español, la cesta de la compra cambia. En numerosos países europeos tan solo se puede encontrar una única compañía de supermercado que cuenta con apenas dos establecimientos por ciudad. Además, dentro del establecimiento solo se puede elegir entre dos marcas de productos: una demasiado cara y otro quizá no tanto, pero de calidad bastante inferior. Así pues, para estos ciudadanos no queda más remedio que gastar, sin quererlo, ingentes cantidades de dinero por productos no del todo buenos.

A pesar de ser España el país que menos gasta en la cesta de la compra, como ya hemos mencionado antes, los sueldos son demasiado bajos en comparación con el precio por alimentos. Es por ello por lo que muchos españoles ya no saben qué hacer para ahorrar cada vez más en la cesta de la compra y, como ya se ha dicho, muchos deben recurrir préstamos rápidos, que permiten hacer frente a pequeños imprevistos, como no llegar a fin de mes con la compra.

Sin embargo, existen una serie de trucos para ahorrar en la cesta de la compra y que cada vez e tenga que invertir menos en este gasto obligatorio. Algunos de ellos es evitar comprar antojos por ir con hambre al supermercado, recurrir a marcas blancas y preparar el menú semanal.