Inicio Actualidad Económica Asturias dispara contra Talgo por el retraso en la llegada de la...

Asturias dispara contra Talgo por el retraso en la llegada de la alta velocidad y anuncia que pedirá a Transportes compensaciones

Los retrasos que acumula la llegada de la alta velocidad a Asturias han terminado por colmar la paciencia del Gobierno del Principado. Harto de que no se estén cumpliendo los plazos prometidos una y otra vez, el Ejecutivo asturiano ha anunciado que va a pedir compensaciones por una situación que le ha llevado al hartazgo y que, a su entender, tiene un responsable, Talgo, la compañía encargada de suministrar los trenes S-106, los conocidos como Avril, necesarios para que Renfe lleve el AVE a Asturias una vez que la infraestructura está lista desde noviembre, cuando se inauguró la variante de Pajares.

«Asturias está harta de retrasos y yo también», ha dicho el presidente de Asturias, Adrián Barbón, durante su intervención en la clausura de la jornada «La Asturias de la innovación» organizada por la FSA-PSOE en Avilés, según informa Ep.

Barbón se ha mostrado contrariado con una situación de la que responsabiliza al fabricante del material rodante, sin ignorar tampoco el cuestionable papel que a su modo de ver ha jugado el Ministerio de Transportes en los últimos años. Aunque ha querido matizar «estos retrasos no se pueden imputar a un equipo ministerial [el de Óscar Puente] que lleva muy pocos meses», sí que ha asegurado que en los sucesivos gobiernos ese Ministerio no ha cumplido «con las expectativas» para Asturias. «Cuando se dan fechas y cuando se dan plazos, muchas veces nos sentimos mal, nos sentimos defraudados», ha lamentado, reprochando que «no se cumple» con lo que se dice.

Barbón, ante esta situación, ha anunciado que el consejero de Fomento, Alejandro Calvo, ha exigido una reunión la semana que viene para aclarar con el Ministerio qué ha pasado y de cuánto será el retraso. «Vamos a exigir explicaciones, sabiendo que aquí la responsabilidad es de una empresa, Talgo, que ha incumplido todos los marcos temporales», ha argumentado, instando a «focalizar también y poner la responsabilidad en quien la tiene: la empresa que no está cumpliendo con los contratos firmados».

Según Barbón, el Gobierno asturiano va a ser «tajante» y «rotundo» en sus exigencias para confirmar cuándo llegarán los trenes Avril y que «se establezcan las compensaciones oportunas».

Fecha incierta

Aunque Puente dio como fecha prevista para la llegada a la alta velocidad a Asturias el mes de marzo, lo cierto es que su propio ministerio ha enfriado esta misma semana tales expectativas. El pasado jueves se celebró una reunión de seguimiento del tema entre Renfe, Talgo y Adif y Transportes trasladó que «no es posible fijar una fecha de inicio definitivo» de los trenes Avril debido a las «ineficiencias e incoherencias» del proyecto desarrollado por Talgo.

Desde el ministerio transmitieron que la puesta en servicio queda a la espera de que Talgo «confirme la buena marcha de todas las pruebas de fiabilidad y los calendarios de entrega, algo que hoy no ha hecho», según añadieron desde el Ministerio

Los trenes de la serie 106 están realizando todavía las pruebas de fiabilidad, «responsabilidad única y exclusiva de Talgo», a la que desde Renfe y el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible se está exigiendo que sea «responsable de todo el proceso de homologación y certificación de los trenes». «Únicamente cuando Talgo confirme de forma fehaciente las entregas de los S-106, sin deficiencias, Renfe confirmará la futura puesta en servicio comercial de estos trenes y posteriormente iniciará la venta de los nuevos billetes», incidieron desde al Departamento de Óscar Puente.