Inicio Actualidad Económica Calviño se olvida en el BEI de su fiebre antinuclear

Calviño se olvida en el BEI de su fiebre antinuclear

Nadia Calviño, como nueva presidenta del Banco Europeo de Inversiones, ha mostrado su apoyo a la financiación de proyectos relacionados con la energía nuclear, así como aumentar las inversiones en defensa y asumir más riesgos. Todo esto supone un gran giro en la estrategia del mayor prestamista multilateral del mundo, según señala el diario ‘Financial Times’.

El BEI había rechazado la financiación de nuevos proyectos de generación nuclear desde 1987. La nueva presidenta considera que ahora Europa «necesita estar activa porque no puede quedarse atrás» en lo que respecta a los «reactores modulares». Estos planes aún se encuentran en proceso de investigación y desarrollo y sólo se encuentran operativos en China y Rusia.

Sobre la financiación de estos módulos, Calviño asegura que «por el momento, de lo que se está hablando, sobre todo, es de la investigación en el ámbito de los reactores modulares pequeños. Eso es I+D y, por tanto, investigación en la que tenemos que reforzar la capacidad europea».

«Cada proyecto se evalúa por sus propios méritos, en función de la viabilidad económica y financiera, la viabilidad ambiental y la viabilidad técnica», afirma la ex vicepresidenta del Gobierno. Su visión difiere bastante de la de su predecesor, el alemán Werner Hoyer, que se mostraba más reacio y trataba de alejar a la entidad de este tipo de inversiones.

Francia habría exigido estas inversiones en energías nucleares a cambio de su respaldo a la candidatura de la antigua ministra de Economía a la presidencia del BEI, según aseguran funcionarios de la UE y de la propia entidad.

En cuanto a las inversiones en defensa, la presidenta del BEI asegura que es fundamental que «cada actor en este mercado se centre en los ámbitos en los que tiene un mayor valor añadido. Y también es crucial saber bien si en cada uno de los mercados, y en cada actividad, hace falta más financiación o son otras palancas las que pueden reforzar la industria europea de la defensa».