Inicio Actualidad Económica ¿Cena para 5 en Navidad? Uno de los comensales le dejará tirado

¿Cena para 5 en Navidad? Uno de los comensales le dejará tirado

Reservar una mesa en un restaurante y hacer pleno, es decir, conseguir que acudan todos los que dijeron que vendrían, no siempre es fácil. Ahora, una plataforma de reservas ha puesto cifras a esos cálculos que hasta ahora hacíamos a ojo. Y sí, lo normal es que siempre haya algún invitado que se «raje» en el último momento.

De hecho, uno de cada cinco comensales no acudirá a este año a las tradicionales comidas y cenas de Navidad en el último momento, provocando al restaurante no sólo una pérdida económica sino también un desperdicio alimentario, según un estudio realizado por la plataforma de reservas Maybein, la ‘app’ especializada en la recuperación de reservas canceladas, al que ha tenido acceso la agencia Europa Press.

En concreto, las estadísticas muestran que uno de cada cinco comensales terminará no acudiendo a su reserva, lo que significa que de un grupo de 20 personas, acabarán siendo 15, es decir, que, por cada cinco mesas se liberará una.

Además, estas anulaciones suponen que muchos comensales no puedan acudir a ocupar esas mesas, ya que previamente el restaurante ha comunicado que están completos desde hace semanas.

El 40% de los que falla no avisa

Según el estudio, del total de cancelaciones en los restaurantes el 40% no se molesta en cancelar, el 27% se olvida de la reserva por la antelación con la que se ha realizado, al 18% no le cogen el teléfono y no encuentra cómo cancelar y el resto no cancela porque reservan en varios restaurantes a la vez y en el último momento deciden a cuál van a acudir a comer o cenar. De esta forma, se cancelarán el 20% de las mesas reservadas para las celebraciones en estas fechas, lo que supone unas pérdidas económicas que alcanzan más del 30% de su facturación y un desperdicio alimentario que aumentan hasta el 60%, ya que muchos de los menús son cerrados y con alimentos perecederos que deberán tirar a la basura.

La planificación juega un papel crucial en este panorama festivo, ya que las reservas se realizan con hasta con un mes de antelación, el 60% de estas comidas ya se han reservado en noviembre, para asegurar un lugar en los restaurantes más populares.

El informe muestra que los días más demandados para estas reuniones navideñas son los jueves, viernes y sábados, y días como el 16 de diciembre cuelga el cartel de completo desde hace semanas. Muchos de los restaurantes ya tienen reservas hasta primeros de enero, y su ocupación ronda el 90% en muchos de los establecimientos.

Sin embargo, la semana que concentra más reservas sigue siendo la tercera de diciembre –justo antes de la Nochebuena– cuando se concentran el 53% de las celebraciones.