Inicio Actualidad Económica ¿Conseguirán los pagos móvil desplazar al dinero en efectivo y a las...

¿Conseguirán los pagos móvil desplazar al dinero en efectivo y a las tarjetas?

El pago con el móvil en constante crecimiento

Si los grandes fabricantes de móvil han apostado por potenciar sus servicios de pago es porque ven un mercado con mucho potencial. De hecho, tanto Android como Apple son los sistemas operativos con claro dominio en los smartphones, por lo que podrían incluir la opción de wallet en todos los dispositivos para que gran parte de la sociedad dispusiera de él.

Además, según el Informe Dintrendia, que ha analizado las tendencias móvil en España y en el mundo, los pagos con el móvil se han triplicado en los que llevamos de año. Más del 50 % de los consumidores mundiales de teléfonos inteligentes los ha utilizado para pagar alguna vez, lo que representa más de 400 millones de personas. El porcentaje en España es menor, del 39 %, pero se espera que antes de finalizar el año seis de cada diez usuarios españoles paguen con el móvil.

La fuerte apuesta de las ‘fintech’

Pero las grandes empresas no han sido las únicas que han visto el potencial que tiene el smartphone como herramienta de pago. Las opciones para pagar con el dispositivo son muchas y la gran mayoría vienen de la mano de empresas fintech. Estas compañías han querido ir más allá que las grandes multinacionales y ofrecer más servicios, como los pagos al instante entre amigos o las transferencias internacionales sin coste.

De hecho, el comparador HelpMyCash.com ha elaborado una guía gratuita llamada Qué opciones existen para pagar con el móvil en la que se recogen algunas de las más populares. En esta guía, se detallan las opciones que proporcionan algunas de estas empresas, así como una valoración detallada de cada una de ellas.

¿Se convertirán en el medio de pago más utilizado?

Pero ¿por qué no es una forma de pago común? Primero de todo porque estas grandes empresas acaban de llegar a España y no llevan ni un año operando en el país y las fintech no son muy conocidas. Además, juega el factor comodidad y costumbre. La opción de pagar con tarjeta o en efectivo no supone un problema para el usuario, por lo que no ha visto la necesidad de migrar sus tarjetas o su efectivo al wallet del smartphone.

Además, los pagos con el móvil requieren también que todos los comercios tengan dispositivos adaptados a ellos. Esto significa que no solo hay que cambiar las costumbres de los usuarios, sino que todas las tiendas deben disponer de un datáfono dotado con la tecnología contactless.

De bien seguro que veremos cómo, poco a poco, los pagos con el móvil irán ganando terreno a las tarjetas y al dinero en efectivo. Sin embargo, no se espera que ni a corto ni a medio plazo los sustituyan por completo.