Inicio Actualidad Económica Coronavirus. El Gobierno mantiene en la recámara la ayuda para padres que...

Coronavirus. El Gobierno mantiene en la recámara la ayuda para padres que tengan que cuidar a sus hijos

No descarta su aplicación si detecta que es necesaria tras analizarlo con las entidades locales

Aunque el Gobierno ha disparado con munición de gran calibre para detener los efectos del coronavirus en la economía, todavía le restan armas de las que tirar en su arsenal. Entre las medidas que no ha aplicado pero que no descarta usar en un futuro si fuera necesario está la ayuda para padres que hayan tenido que dejar su trabajo o reducir su jornada para atender a sus hijos. El pasado 11 de marzo, el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, aseguró que el Gobierno estaba ultimando una prestación extraordinaria de la Seguridad Social para compensar a los padres que tuvieran que perder horas de trabajo para cuidar a sus hijos ante el cierre de los colegios anunciado un día antes en la Comunidad de Madrid, La Rioja y Vitoria para frenar el avance del coronarivus. Escrivá aseguró que su coste, unos 50 millones de euros, sería asumido por el Estado.

Ayer, sin embargo, entre el potente paquete de medidas aprobado por el Consejo de Ministros para frenar los efectos del coronavirus sobre la economía no estaba, sin embargo, tal medida. Pero que no esté no significa que haya sido completamente descartada por el Ejecutivo. Fuentes gubernamentales aseguran que se mantiene en la recámara por si fuera necesario tirar de ella.

Según explican estas fuentes, esta prestación se diseñó en una situación muy diferente a la actual, pues lo que se produjo entonces fue el cierre de centros escolares y había una dificultad en las familias para poder compatibilizar dentro de su jornada laboral el cuidado de los hijos. Ahora, aseguran, ante el avance de la pandemia, el escenario ha cambiado y el Gobierno ha aprobado medidas tendentes a propiciar el teletrabajo o reducir jornadas laborales una vez decretado el estado de alarma y restringidos los movimientos de los ciudadanos. En cualquier caso, añaden desde Moncloa, el Gobierno estudiará con las entidades locales si se producen situaciones de necesidad y la ayuda para los padres estará ahí en caso de necesidad.