¿Cuánto tardamos los españoles en vender una vivienda?

35

Según Fotocasa, la media para vender una casa en el 84% de los casos es de menos de un año. Además, cuando se habla de tiempos, un 10% de los compradores de vivienda empleó entre uno y dos años, y a un 6% le costó más de dos años. Para hacer frente a lo que puede llegar a ser un plazo largo a la hora de vender el inmueble, Housell, una de las empresas líderes del sector proptech, aconseja tres pasos para gestionar estos tiempos de un modo más eficiente:

  • Averigua los plazos de venta en el barrio: A menudo, en grandes ciudades, los barrios pasan por situaciones de fluctuación de precios. Esto es debido a múltiples factores. Por ejemplo, uno de los motivos recientes es que el aumento de apartamentos destinados a vacaciones o a estancias cortas está influyendo en los precios de venta. Conocer el plazo medio de venta en nuestro barrio puede ayudarnos a gestionar el estrés cuando la venta parece alargarse más de la cuenta.
  • Analiza el tiempo disponible y acelera la acción: En el caso de que el vendedor tenga una fecha tope para efectuar la venta, se deben tomar acciones más agresivas. Esto suele ocurrir cuando el inmueble se ha heredado, cuando queremos adquirir otra casa o cuando hay varios titulares en las escrituras. En estos casos, la forma más efectiva de vender rápidamente es poner un precio ajustado con respecto al precio de mercado. Para ello tendremos que tasar la vivienda, averiguar el precio medio de nuestro barrio, y poner a la venta la casa por un precio que no supere a la media del barrio.
  • Consulta a un experto inmobiliario: A menudo el inmueble puede estar por encima o por debajo del precio de mercado. Un buen asesoramiento aporta información suficiente para que la venta sea beneficiosa. Sobre todo cuando no tenemos tanta prisa y podemos esperar a que lleguen los compradores, incluso podemos plantearnos hacer una reforma, lo que puede repercutir en que el beneficio aumente entre un 10 y un 20% más.

Modesto Manzano, especialista inmobiliario de Housell, afirma: “Tenemos que gestionar nuestras expectativas a la hora de vender un inmueble y marcarnos un “plan de venta” que sea equilibrado entre el precio y el plazo. Lo más recomendable es marcar un plazo de venta en función a nuestras necesidades y pedir asesoramiento a un profesional del sector que esté especializado en la zona para poner un precio ajustado y hacer que nuestro inmueble sea atractivo en el mercado. De esta manera no tomaremos decisiones precipitadas cuando nos lleguen las primeras ofertas”.