Declaración de la Jornada Estatal de Economía Feminista

Madrid, 7 de octubre de 2017.

Las mujeres y feministas reunidas en la Jornada Estatal de Economía Feminista en Madrid expresamos nuestra profunda preocupación por la situación que se está viviendo en Catalunya.

Mandamos nuestra solidaridad y nuestro cariño a todas las compañeras que hoy no están con nosotras en Madrid porque están activamente comprometidas con lo que está sucediendo en su territorio. Extendemos nuestra solidaridad a todas las personas que fueron reprimidas, violentadas o heridas el pasado día 1 de octubre cuando intentaban ejercer su derecho a pronunciarse sobre el futuro político de Catalunya.

Expresamos nuestro más absoluto rechazo tanto a la violencia policial como a la respuesta política realizadas desde el gobierno español y desde otras estructuras del Estado español, como la monarquía, las cuales, en nombre de la defensa de la ley, están ejerciendo la amenaza y niegan la soberanía del pueblo de Catalunya.

Las feministas aquí reunidas queremos reiterar lo que expresamos hace ahora ya más de dos años en el V Congreso Estatal de Economía Feminista, celebrado en Vic (Catalunya), ante la situación que estaba viviendo el pueblo griego: creemos que las personas y los pueblos tienen que tener la posibilidad de definir sus políticas y sus formas de organización social. La manera en que el Estado español está abordando la situación en Catalunya, así como la tibia respuesta de la Unión Europea, son reflejo de la negación sistemática de ese derecho. En tanto que defensoras de la soberanía económica de comunidades y países, queremos expresar nuestra solidaridad y apoyo para que Catalunya pueda ejercer su soberanía en todos los ámbitos.

La lucha feminista nos ha enseñado y nos enseña que podemos cuestionar y subvertir realidades que se presentaban como intocables; que podemos y debemos cuestionar los marcos establecidos cuando estos sirven para constreñir nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Desde el feminismo siempre hemos apostado por un nuevo modelo socioeconómico que ponga la sostenibilidad de la vida en el centro. Poner la vida en el centro implica apostar por la capacidad de decisión sobre la propia vida, individual y colectiva. Consideramos que ese nuevo modelo por el que luchamos ha de ser definido por las personas y los pueblos que lo habitan, desde la equidad, la justicia y la solidaridad.

Share and Enjoy:

Loading...