Del marketing 4P al marketing digital: así nos venden las empresas la moto

20

Como ya sabemos, el marketing es el conjunto de técnicas y procedimientos utilizados por las empresas con el objetivo de mejorar las ventas de sus productos. Si miramos un poco atrás, hasta mediados de los 50 a las empresas no les preocupaba en absoluto la publicidad. Estas solo se enfocaban en la producción y distribución de sus productos, ya que la demanda era escasa.

Sin embargo, con el desarrollo tecnológico y el auge del consumismo, la demanda de bienes y servicios se ha disparado, así como también la competencia en cualquier sector. Como consecuencia, las empresas cada vez destinan más presupuesto e intentan ser más innovadoras con sus técnicas de marketing.

El marketing tradicional, también denominado marketing mix o marketing 4P (por las siglas en inglés Product, Price, Promotion y Placement) se centraba en cuatro elementos: el producto, el precio, la promoción y la plaza. Su funcionamiento era sencillo: ofrecer un producto de calidad a un precio competitivo, darlo a conocer y hacerlo llegar al consumidor por el mayor número de canales posible.

Televisión, radio, prensa, cine, vallas publicitarias… Todo valía para dar a conocer el producto a los consumidores. Se suponía que los buenos productos se vendía solo. Sin embargo, con el paso del tiempo las empresas se han dado cuenta de que cada persona es un mundo, con unas necesidades y unos gustos concretos. Ante esta realidad era necesario personalizar el mensaje y poner el foco totalmente en el cliente. Nace el marketing 4C.

El marketing actual o marketing 4C (cliente, coste, conveniencia y comunicación) se basa en conocer al cliente con la mayor exactitud posible para facilitarle la experiencia de compra con un mensaje dirigido especialmente a él. ¿Cómo se consigue esto? Básicamente a través de internet.

¿Qué es el marketing digital?

Beneficios Marketing Digital Usuarios

El marketing digital, marketing online o cibermarketing es aquel que hace uso con fines comerciales de dispositivos electrónicos como ordenadores, móviles, tablets, consolas, aplicaciones o videoconsolas. Algunas de sus manifestaciones son el vídeo marketing el mobile marketing o los códigos QR.

El cibermarketing se apoya en el precio reducido que supone el uso de estos medios digitales y en la rápida difusión que permiten. Así, cuando una campaña gusta entre los consumidores y son ellos mismos los que la difunden y la hacen llegar a más y más gente, la difusión es máxima y el coste casi inexistente. Muchas veces las empresas llevan a cabo campañas muy polémicas precisamente con ese objetivo: captar la atención del consumidor y que sea este el que la difunda.

Es importante distinguir entre marketing directo o 2.0 y marketing alternativo o 3.0:

  • El marketing 2.0 es aquel que se comunica con los clientes de forma individualizada, es decir, interactuando con ellos uno a uno. Los clientes son seleccionados en base a unos criterios y el acercamiento es, por ejemplo, vía mailing, faxing, e-mailing o telemarketing.

  • El marketing 3.0, mientras tanto, es el que se basa en una comunicación biireccional, no molesta y 100% digital. Se trata de acciones masivas a la vez que individualizadas en las que tan importante es el mensaje transmitido como el feedback recibido. La prensa online, las webs corporativas, las redes sociales y Youtube son algunas de sus herramientas.

¿Seguimos con algunos ejemplos?

Algunas tipos de marketing muy exitosos

Marketing Directo Definicion

En la actualidad hay varios tipos de técnicas de marketing que están utilizando día sí y día no las empresas debido a sus buenos resultados. Algunas se centran exclusivamente en el cliente y otras lo hacen en la competencia. Veamos algunos ejemplos:

1. Marketing de contenidos o branded content.

Busca fidelidar la relación con el cliente mediante una relación online permanente y bidireccional. Básicamente, persigue tres objetivos: crear contenidos de interés (en la web corporativa, en redes sociales, newletters, podcasts…), responder a las interacciones de los usuarios y mejorar el posicionamiento de la empresa en los buscadores (el famoso SEO, en ingles).

2. Marketing de afiliación.

Persigue invertir solo en aquellas acciones que generan un retorno para la empresa, es decir, se paga solo si el cliente hace clic en el enlace, realiza la compra o completa el formulario, por ejemplo. Este tipo de marketing se sirve de banners y de insertar publicidad gestionada, principalmente, por Google (Google AdSense, Google AdWords, Google AdMod y Google Ad Planner, por ejemplo).

3. Marketing viral.

El marketing viral se basa en la difusión extremadamente rápida del mensaje gracias al boca a boca o a sus múltiples variantes, como el e-mail, las redes sociales, los chats o las aplicaciones de mensajería instantánea tipo WhatsApp o Telegram. El resultado es una gran difusión a un coste muy reducido. Por si te lo preguntabas, su nombre se asocia con la facilidad con que los virus se transmiten y contagian enfermedades.

4. Marketing de guerrilla.

También se le conoce como marketing radical o extreme marketing y no pretende, a pesar del nombre, usar estrategias agresivas o fomentar la rivalidad entre empresas, sino simplemente diferenciarse del resto utilizando medios no convencionales que sorprendan al público.

5. Comarketing.

El comarketing o marketing de cooperación es una unión temporal entre varias empresas con el objetivo de realizar una campaña promocional conjunta. Gracias a ello se consigue reducir los costes y aumentar el impacto. Un ejemplo de ello son los portales online que engloban varias empresas, como la web de bodas de El Corte Inglés, integrada por casi 2.000 empresas.

En El Blog Salmón | Todo lo que necesitas saber sobre comunicación verbal y no verbal