Inicio Actualidad Económica DVP Solar inflama la burbuja de las renovables con megavatios verdes

DVP Solar inflama la burbuja de las renovables con megavatios verdes

La alianza surge a escasas semanas del reparto de los fondos europeos por parte del Gobierno español, donde el sector puja por llevarse gran parte de la tarta.El nuevo conglomerado empresarial pretende posicionarse en la primera línea de las energías renovables sumando una más al boom de compañías que se han pasado a lo verde, según las exigencias de Europa.

Participada al 45 por ciento por el accionista del Betis y al otro 45 por Liliana Godia, el 10 por ciento restante de su accionariado pasó a José María Vicente Suso y el año pasado vendió una cartera de más de mil millones de megavatios a los reputados inversores de Everwood. Dentro de lo que muchos expertos califican ya como una burbuja, la alianza fotovoltaica tendrá que demostrar su solvencia en un sector con una gran competencia y músculo financiero.

Los Godia, o más exactamente el matrimonio formado por Liliana Godia y Manuel Torreblanca, son una de las mayores fortunas de la burguesía catalana, no exenta de escándalos y señalados como próximos a los postulados independentistas catalanes. Torreblanca tuvo que pagar casi seis millones de euros a Hacienda para librarse de entrar dos años en prisión por evasión de impuestos. Su mujer sorteó la cárcel al aceptar su marido la culpa de las cuentas de pareja.

Este es uno de los muchos escándalos que salpican a la pareja, que también tuvo que lidiar con los comentarios escabrosos de sus amigos catalanes cuando se publicó el traslado de sus empresas del sector industrial de Barcelona a Madrid en un momento en el que la incertidumbre política del proceso independentista asolaba Cataluña. En la actualidad, ambos han decidido embarcarse en una operación arriesgada cuyos recursos financieros han dejado en manos de los prestigiosos inversores de Everwood para consolidar un modelo empresarial en el actual escenario de las renovables.

DVP Solar representa un giro sustancial en el modelo de alianzas construido entre otras compañías ya que se asume de manera proporcional y con unos tiempos fijados para el riesgo de la inversión. Promotor y financiador operan juntos en una sociedad compartida. Godia y Haro operarán con Everwood, que cuenta con más de cien millones para DVP.

La operación pretende evitar así lastres como los de otros movimientos realizados con los Entrecanales en ATLL y limpiar la imagen del matrimonio, sobre todo en Cataluña, donde no veían con buenos ojos algunas de sus amistades políticas, como la del ex ministro Rafael Catalá, con quien celebraban cumpleaños en barco, una etapa oscura que el nuevo negocio pretende teñir de verde.

Publicidad