El 10% de los consumidores ya hace la compra online en España

Según los datos desprendidos de ese informe, el sector del gran consumo (alimentación, higiene y limpieza del hogar) representan en internet poco más del 0,8% de la facturación de las empresas, por lo que pareciese que los supermercados no tuviesen mucho interés por desarrollar este canal de venta.

En cambio, no es así. Al revés. Las grandes marcas de super como DIA, Mercadona o, incluso, El Corte Inglés, se encuentran actualmente en un momento en el que consideran crucial adaptarse a las nuevas demandas de la población, cada vez con menos tiempo y más exigentes ante aspectos como la inmediatez y la gestión eficiente de los recursos.

Así pues, las grandes firmas de la distribución han decidido arremangarse e intentar superar las barreras que impiden el crecimiento pleno del canal de venta online de alimentación. Una de estas barreras, según el análisis realizado por la Complutense y ASEDAS, es que el usuario o consumidor, se encuentra cómodo con el proceso de compra actual, por lo que el reto de las marcas está en ofrecer una ventaja competitiva si se quiere explorar el mundo online.

Según revela el informe, el comprador online lo hace una o dos veces por mes y en situaciones que se califican como puntuales. El perfil está comprendido entre los 30 y 50 años y las personas que lo integran tienen como factor común poco tiempo a disposición, así como un nivel académico y salario relativamente alto.

Entre los objetos más comprados a través de la red se encuentran aquellos de gran peso y se destacan marcas que ya se conocen de leche y productos lácteos, higiene, embutidos, cervezas o bebidas alcohólicas. Los frescos siguen siendo la asignatura pendiente, encontrándose en menos del 25% de las cestas de la compra analizadas por los autores del estudio.

Se prevé que el número de usuarios que compren por internet sus productos de alimentación, seguirá creciendo conforme pasen los años, de forma sostenida, sin presentar grandes saltos como se ha experimentado en otros sectores.

Y, aunque mucho se ha avanzado ya, los supermercados y los market place tienen una gran labor por delante en continuar generando confianza a los usuarios, quienes son más recelosos a la hora de elegir cómo o quién será el encargado de llenar su despensa.

Loading...