Inicio Actualidad Económica El 62% de los españoles se plantea cambiar de empleo en 2024

El 62% de los españoles se plantea cambiar de empleo en 2024

El 62% de los profesionales españoles se plantean cambiar de trabajo en 2024, lo que supone un aumento del 15% interanual respecto a 2023. A nivel europeo, este porcentaje asciende al 67%, indicando una tendencia aún más pronunciada en la región, según un nuevo estudio de LinkedIn realizado a partir de una encuesta a 1001 profesionales con un empleo a tiempo completo o parcial en España.

Según estos datos, los trabajadores están adoptando una postura más proactiva y decidida con respecto a sus carreras laborales, centrándose en la productividad y su crecimiento profesional. En España, la mitad de ellos asegura que tienen una comprensión clara de la trayectoria profesional que desean seguir, motivados principalmente por la búsqueda de un salario más alto (36%) y un mayor equilibrio entre la vida laboral y personal (28%).

Además, un 25% cree que puede encontrar un puesto mejor y aspira a encontrar nuevas oportunidades de crecimiento (19%), así como desempeñar roles con un impacto social positivo (13%) y poder trabajar de forma remota (12%). Asimismo, los empleados buscan trabajar con gente nueva (14%) y cambiar de profesión o industria porque se sienten aburridos en sus trabajos (11%).

Igualmente, el salario sigue siendo uno de los aspectos prioritarios: mientras el 41% de los empleados afirma haber recibido un aumento salarial el año pasado, el 42% prevé un aumento en los próximos 6 meses, y otro 32% espera ascender este año, según el Índice de Confianza de los Trabajadores de LinkedIn. En el caso de la Generación Z, estas expectativas aumentan, pues el 59% espera recibir un aumento salarial en los próximos 6 meses y el 60% ser promocionado este año.

Por su parte, la flexibilidad emerge como un factor crucial: la mayoría de los trabajadores (52%) prefieren adoptar un modelo de trabajo híbrido (36%) o a distancia (16%), mientras que el 44% opta por trabajar presencialmente. Los empleados de la generación Baby Boomer (62%) son más propensos a favorecer el trabajo presencial, en comparación con los jóvenes de la Generación Z (24%).

“Nuestros datos reflejan que la tendencia a cambiar de trabajo, explorar nuevos sectores o trazar rutas laborales diversas es cada vez más creciente. En un entorno en constante cambio como el actual, esto pasa por adquirir nuevas habilidades, adaptarse a las tecnologías emergentes y cultivar una sólida red de contactos que los pueda guiar a lo largo de su carrera profesional”, asegura Ángel Sáenz de Cenzano, director general de LinkedIn España y Portugal.

Aunque un tercio de los trabajadores (33%) se enfrentan a dificultades para adaptar sus competencias a las funciones deseadas, este año planean poner el foco en mejorar estas habilidades, ya sea a través de cursos online (62%) o clases presenciales (47%). En este escenario, la Inteligencia Artificial se presenta como un aliado para los profesionales, que confían en que esta tecnología les ayudará a identificar más fácilmente el trabajo adecuado (50%); a desarrollar mejor su trabajo (50%); y a reducir el tiempo de búsqueda de empleo (47%). Es más, un 53% considera que el tiempo ahorrado gracias a la IA se puede invertir en el desarrollo de nuevas habilidades.

Según el estudio de LinkedIn, el 45% de los trabajadores afirma haber cambiado su estrategia de búsqueda de empleo, por ejemplo, probando nuevos formatos como el vídeo o el currículum digital (50%) y recurriendo a asesores profesionales para que les guíen a lo largo del proceso (36%). También están invirtiendo en la construcción de su marca profesional y aprovechando las conexiones que pueden ayudarles a aumentar sus posibilidades de conseguir un trabajo (43%). Tanto es así que el 44% de los profesionales están publicando más contenido en LinkedIn y el 50% son más activos en la construcción de su red profesional.