El 70,1 % de los españoles utiliza tarjetas para pagar compras online

A débito, a crédito o prepago: ¿cuál es mejor?

Desde Adigital señalan que el dato porcentual de compras pagadas mediante tarjetas de débito o de crédito es del 62,9 %, es decir, casi dos terceras partes de los españoles que realizan sus compras por Internet. Si a ese dato le sumamos el porcentaje que suponen las adquisiciones a través de tarjetas prepago (un 7,2 %), nos encontramos con que más del 70 % de los españoles pagamos nuestras compras online con plásticos. Pero, llegados a este punto, ¿qué nos conviene más? ¿De crédito, de débito o una tarjeta prepago?

Desde el comparador financiero online HelpMyCash.com señalan que a la hora de escoger entre uno u otro tipo de tarjeta, la decisión “dependerá de nuestras necesidades como consumidores y de nuestro perfil financiero”, ya que cada producto ofrece características y ventajas distintas. Por un lado, las de débito son una opción más conservadora y segura, puesto que el dinero que empleamos saldrá directamente de nuestra cuenta bancaria y no tiene intereses de ningún tipo. Por lo tanto, con este tipo de tarjeta tendremos mayor control sobre nuestras finanzas.

En segundo lugar, con una tarjeta prepago también podremos manejar bien nuestro consumo y que no se nos vaya de las manos el gasto con el plástico. La razón es que este tipo de tarjetas cumplen la función de un monedero en el que podemos ir metiendo dinero. Sin embargo, pueden tener comisiones por cada recarga que hagamos.

Por último, las tarjetas de crédito nos ofrecen numerosas ventajas que otros plásticos no tienen: descuentos y rebajas en determinados establecimientos, bonificaciones, programas de puntos… No obstante, en función de la modalidad que contratemos, podemos acabar pagando muchos intereses si no controlamos bien el gasto que llevamos a cabo en nuestras compras online.

Consejos de seguridad para nuestras compras online

En cuanto a la seguridad de las compras online, todavía existe cierta desconfianza a realizar compras por Internet. Sin embargo, si tenemos en cuenta una serie de consejos de seguridad, no tenemos por qué temer posibles fraudes o estafas. Por ejemplo, realizar nuestras compras, sean del tipo que sean, en comercios por Internet con sellos de garantía otorgados por asociaciones de consumidores es una buena medida de seguridad que podemos tomar.

También es aconsejable que recordemos el PIN de nuestra tarjeta y no lo apuntemos en ningún lado. De esa forma, podremos evitar que en caso de hurto del plástico realicen compras en comercios online con nuestra tarjeta.

Por último, un tercer consejo que podemos poner en práctica es activar aplicaciones que nos notifiquen cualquier operación que se haga con nuestras tarjetas. Así, cada vez que realicemos compras o movimientos con nuestros plásticos (o en el peor de los casos, que realicen en nuestro lugar) estaremos al tanto y podremos detectar operaciones fraudulentas que se realicen con ellas.

Loading...