Inicio Actualidad Económica El BCE respalda el control de sueldos a los banqueros por parte...

El BCE respalda el control de sueldos a los banqueros por parte de los Gobiernos, toda la información

Holanda ha emprendido un proyecto de ley muy peculiar que obliga a los bancos del país a solicitar previamente una autorización al Ministerio de Finanzas para incrementar la remuneración del equipo directivo. Es decir, sería el gobierno en última instancia el que da el visto bueno a los sueldos.

Lo interesante de esta medida es que el propio BCE no ha visto ningún problema en que los propios gobiernos de cada país controlen directamente las retribuciones del equipo directivo del sector bancario, así ha quedado expresado por el Consejo de Gobierno de la autoridad monetaria.

La decisión de Holanda y el respaldo del BCE

Hasta la fecha, la Unión Europea se había posicionado en una regulación que establecía una serie de ratios entre remuneración fija y remuneración variable sobre los salarios de la cúpula bancaria. Además, el BCE tiene la potestad única de supervisión si las estructuras de gobernanza de la banca son robustas lo que incluye prácticas y políticas de remuneración.

Pero ningún Gobierno de un país miembro se había atrevido a controlar directamente todo el salario y su evolución, por lo que la medida de Holanda supone toda un revolución y puede abrir la puerta a que otros países tomen nota de hasta qué punto pueden llegar en materia de regulación.

Para el BCE, la competencia otorgada al Ministro de Finanzas en virtud del proyecto de ley no entra en conflicto con la competencia de la autoridad monetaria como responsable de garantizar el cumplimiento de las disposiciones de la exigencia antes mencionada de que las entidades de crédito dispongan de una sólida gobernanza acuerdos, incluidas las políticas y prácticas de remuneración.

Lo que hará el Ministro de Finanzas es evaluar la conveniencia de una propuesta de retribución fija básica para los consejeros, ya sean nuevos o ya existentes, de forma individualizada y con una política de remuneración prudente, controlada y sostenible que tenga en cuenta los consensos que existe en la sociedad.

La cuestión clave para el BCE es que mientras el Ministro no evalúe la situación de las entidades de crédito el cumplimiento de su obligación de contar con sólidos mecanismos de gobernanza, no hay problemas de fricciones con la política de supervisión del BCE.

La limitación de los salarios de los banqueros en España

La limitación de salarios en la banca también se aplica de manera extendida en el sector bancario español. Se interviene la remuneración fija de los bancos intervenidos y la remuneración variable de todo el sector.

En 2012 el Gobierno español decidió poner un límite a los sueldos de los directivos de las entidades que habían sido intervenidas por el Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), estableciendo un máximo de 500.000 euros en concepto de retribución fija.

A esos mismos efectos, la retribución fija de los Presidentes y Consejeros ejecutivos incluye las dietas que perciban por su pertenencia al Consejo de Administración u órganos dependientes del mismo.

Desde el punto de vista de la retribución variable hay limitaciones para el sector que vienen desde Europa y España adoptó un bonus cap en su legislación en 2013. En concreto, se estableció un ratio que limitaba la parte variable de la retribución al 100% (los banqueros cobrarían lo mismo tanto por fijo como por variable) pero se permitía elevarlo al 200% en el supuesto de ser autorizado por los accionistas bajo la condición de aprobación de al menos el 65% de los accionistas de la empresa (o el 75% en ausencia de quórum)

La justificación que se dio es que se pretendía que los máximos responsables de las entidades financieras no incurrieran en riesgos excesivos en el manejo de sus bancos. De hecho, el propio bonus cap forma parte de la legislación bancaria -Directiva sobre requisitos de capital IV- que entró en vigor en toda la UE el 1 de enero de 2014.

¿Dónde queda el papel del accionista?

En el informe del FMI “Is Capping Executive Bonuses Useful?” se critica la limitación de salarios ya que derivan en modelos de negocios de bajo riesgo que fomentan la subinversión y de bajo crecimiento… El riesgo no es algo negativo sino que permite a los negocios no estancarse e innovar tanto para el beneficio del global de los consumidores (explorando nuevos nichos de mercado) como en el beneficio de sus accionistas.

Introducir una legislación en la que se limita la capacidad de remuneración de la dirección de una empresa debería ser algo criticable, ya que la regulación pretende sustituir el papel de decisión que albergan los accionistas de una entidad.

Deben ser los propios accionistas, conocedores al detalle de la evolución de una entidad financiera a través de sus cuentas de resultados, aquellos que deben valorar la capacidad efectiva del equipo director y tomar la posición que se esté alineada con los intereses conjuntos.

Muchos pensaban que a título individual un accionista no puede ejercer una influencia específica para marcar el nivel de los salarios de su equipo directivo y que por lo tanto, existirá siempre una espiral para estos vayan incrementándose su remuneración.

No obstante, el accionista sí puede castigar las decisiones de exagerada remuneración por parte del equipo directivo si estas no están alineadas con los resultados de la entidad, simplemente vendiendo las acciones y adquiriendo Una empresa equivalente que esté adecuando mejor la capacidad del equipo directivo con los salarios destinados.

down

De esta manera, si existe una visión conjunta de que los directivos están saqueando la empresa a través de elevadas las remuneraciones, las múltiples ventas ocasionadas en las acciones generan números rojos, lo que implica una pérdida de capitalización bursátil para el conjunto de los accionistas.