Inicio Actualidad Económica El campo toma Madrid y exige la dimisión de Planas

El campo toma Madrid y exige la dimisión de Planas

«¿Por qué nos habéis abandonado?» Este fue uno de los mensajes que exhibieron este miércoles 4.000 agricultores, según la delegación de Gobierno, o 12.000, según Unión de Uniones, durante la «histórica» protesta del sector agrario en Madrid. El campo español sigue teniendo muchas dudas sobre su supervivencia y recibe pocas respuestas por parte del Gobierno. Para Luis Cortés, coordinador estatal de Unión de Uniones, organización convocante de la concentración, las 18 medidas anunciadas la semana pasada por el Gobierno tras reunirse con Asaja, COAG y UPA son insuficientes. «Son maquillaje y no sirven de nada. Si eso es lo que el ministro propone, este ministro no puede seguir siéndolo ni un minuto más», denunció.

Ataviados con chalecos reflectantes, banderas de organizaciones agrarias y pancartas en contra de la Agenda 2030, cientos de agricultores fueron llegando a la Puerta de Alcalá (Madrid) a las 10:00h. Por el camino se quedaron decenas de tractores que fueron bloqueados a la entrada de Madrid, como ocurrió en Desguaces La Torre, donde las autoridades los «secuestraron», denunció Alfredo Berrocal. En total, de los 1.500 tractores movilizados, consiguieron acceder a la capital unos 500 y sólo 70 lograron llegar al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, blindado por las fuerzas de seguridad y lugar donde concluía la concentración que colapsó el centro de la capital hasta las 18:30h.

«Hoy hemos marcado un antes y un después. Queremos una vida digna, rentabilidad e importaciones acordes con las exigencias que nos hacen desde Bruselas y desde aquí. La UE deja un amplio margen a los Estados miembros para regular y el ministro se lo ha dado a los ecologistas. No podemos permitir que las instituciones vulneren nuestros derechos», dijo Alfredo Berrocal, presidente de Ugama y miembro de la Comisión ejecutiva de Unión de Uniones. «El señor Planas ha perdido toda su credibilidad. Las medidas anunciadas no van a suponer ni siquiera un euro de incremento en la renta de los agricultores, con lo cual seguimos con unas explotaciones insostenibles. Una de dos, o pone soluciones o a lo mejor el Gobierno debería poner a alguien más competente», añadió.

El retraso en la entrada de los tractores a Madrid caldeó los ánimos y provocó que el avance de la manifestación se demorase varias horas. La intención de los convocantes era bloquear el centro de Madrid de forma indefinida hasta que se autorizase la entrada de todos los tractores. De las cinco columnas que partieron desde Segovia, Guadalajara y distintos puntos de Madrid y se movieron por las calles de la capital, la tensión se elevó en la calle de Alcalá, donde los agricultores y ganaderos trataron de romper el cordón policial y bajar al Congreso, lanzando huevos a los antidisturbios con insultos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La iniciativa fue reprimida por la Policía, se produjo una detención por resistencia a la autoridad y también hubo otro arresto a las 16:00h, tras la llegada de los manifestantes al Ministerio de Agricultura.

«Nos han pegado como a perros. Nos han inflado a palos. Hemos salido a rastras», denunció a LA RAZÓN uno de los afectados por las cargas. Los sanitarios del Samur-Protección Civil desplegados en el lugar atendieron a 10 personas. La mitad, policías, todos leves por contusiones. Los otras cinco personas asistidas eran manifestantes también por contusiones leves. Uno presentaba una posible fractura de cadera y entre los atendidos también estaba Luis Cortés, que resultó herido en una pierna.

«Fuera Sánchez, dictador y tiran», «Sin campo no hay vida» o «Estáis matando a la ganadería y nadie hace nada» fueron algunas de las consignas que corearon los agricultores en sus tractores tratando de llegar al Ministerio de Agricultura. Durante la jornada sonaron canciones como «Seguiré siendo de campo» de Paco Candela y pasearon tres bueyes por las calles madrileñas. «Hay más animales en la delegación de Gobierno que en las calles ahora mismo», dijo el coordinador de Unión de Uniones. La organización también cargó contra COAG, Asaja y UPA, exhibiendo un enorme fardo de billetes falsos de 500 euros precintado con los logotipos de las tres asociaciones mayoritarias. «Los elige el Ministerio a dedo. Aquí está el verdadero campo», aseguró Anastasio Yébenes, miembro de Unión de Uniones. Hoy, también se produjeron protestas organizadas por Asaja, COAG y UPA en Murcia, Gran Canaria, Málaga, Córdoba y Palencia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «expresó su máxima empatía» con buena parte de las reivindicaciones del sector del campo y destacó que este mismo miércoles el Ejecutivo envió una carta a la presidenta de la Comisión Europea para pedir «que se atiendan muchas de las demandas justificadas por parte del sector primario». Hoy los países de la UE respaldaron suspender otro año los aranceles a los productos ucranianos, coincidiendo con las protestas del campo contra las importaciones, y el próximo lunes se reunirán los ministros de Agricultura de la UE.

Planas se marea coincidiendo con la protesta

El ministro de Agricultura, Luis Planas, se mareó en la sesión de control del Congreso de los Diputados celebrada durante las protestas del campo en Madrid. Planas apenas pudo articular palabra cuando se disponía a contestar al diputado del PP Javier de Andrés Guerra sobre las medidas para «proteger» al sector agroalimentario frente a la «competencia desleal». El titular de Agricultura tuvo que agarrarse al estrado. «He tenido un vértigo. No pasa nada», explicó. Preguntado a su salida del hemiciclo por lo ocurrido, aseguró que se encuentra «perfectamente» de salud y achacó lo ocurrido a su « sobreactividad».