El expresidente de Novagalicia cobró 8.000 euros de Sniace en dietas

El año en el que Sniace ha registrado pérdidas por 7,8 millones de euros, el expresidente de Novagalicia y actual consejero de la compañía de energía y celulosa se ha embolsado de la compañía 8.000 euros. Una cantidad que ha sido percibida en concepto de dietas y que, en realidad, ha de atribuirse solo al segundo semestre de 2016.

La cifra se recoge en el informe anual de remuneraciones de los consejeros que Sniace ha enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El nombramiento de Jose María Castellano como consejero independiente tuvo lugar el pasado mes de junio, en la primera junta de accionistas celebrada por la sociedad en los últimos tres años. Una vez refrendado el fichaje del que ejerció por 20 años como vicepresidente y consejero delegado de Inditex, tomó posesión de sus puestos en la cúpula directiva de la cotizada recién reflotada del concurso de acreedores.

Los caudales percibidos por Castellano responden a sus servicios como consejero independiente de Sniace, donde también ejerce la presidencia de la comisión de auditoría y un puesto de vocalía en la de nombramientos y retribuciones. A pesar de la partida percibida, esta es la menor de entre los cinco consejeros de la compañía que han cobrado dietas por su participación en las sesiones del consejo de administración de la misma o sus respectivas comisiones de trabajo.

En conjunto, el consejo de Sniace ha percibido una remuneración de 446.000 euros al cierre del ejercicio 2016, un 28% menos que hace un año. El presidente de la cotizada, Blas Mezquita, ha cerrado el año con 332.000 euros más en la cartera, cifra que sin embargo supone un 9,3% menos que en 2015. El pago total de nóminas del grupo supuso un desembolso de 3,6 millones de euros para la compañía, un 64% que la cifra afrontada en el ejercicio precedente, en el que toda actividad de fábrica permanecía paralizada.

Durante el último semestre del año, la compañía sufrió pérdidas por 4,7 millones de euros. En este periodo se ubica, además del comienzo de los servicios de Castellano, el arranque de la actividad productiva en la fábrica de Celltech. En este periodo el efectivo en caja ascendió a 2,7 millones de euros, frente a los 0,49 millones del año anterior. Mientras tanto, el pasivo corriente del grupo marcó 33,6 millones y el de largo plazo sumó 63,4 millones de euros, según la contabilidad remitida a la CNMV.

Este lunes en el que toca digerir cuentas, la cotizada de la emblemática fábrica de Torrelavega se apunta ganancias del 0,6%. Así, la capitalización bursátil de la misma asciende ligeramente por encima de los 72 millones de euros.

Loading...