El fantasma de OHL sacude la campaña del Estado de México tras nuevas acusaciones de corrupción

El fantasma de OHL vuelve a la primera línea de la actualidad política mexicana. Ahora, la plataforma con la que el sociólogo Emilio Álvarez Icaza busca concurrir a las elecciones federales de 2018, ha publicado este martes varios vídeos en los que acusa a la constructora y concesionaria española y al PRI, el partido que gobierna el Estado de México de forma continuada desde hace 90 años, de haber actuado en connivencia en la licitación de dos carreteras que levantaron gran polvareda durante su construcción: el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario. Según estas revelaciones, que llegan en plena campaña electoral en esa entidad, la más poblada del país norteamericano, el PRI habría financiado ilegalmente sus campañas gracias a los acuerdos con OHL. Ahora afirma que presentará una denuncia ante la Fiscalía, el Instituto Nacional Electoral y al Sistema Nacional de Corrupción.

Según estas acusaciones de fraude –“el mayor de la historia contemporánea”, subraya la plataforma de Álvarez Icaza en uno de los vídeos publicados este martes–, el PRI habría financiado actos electorales en el Estado de México con dinero procedente de obras públicas en las que se hinchó artificalmente el coste total. “Lo hicieron en 2002, 2005, 2008 y 2011”, apuntan en referencia a las distintas citas electorales. “Y ahora lo quieren volver a hacer”.

Ahora cifra en 90.000 millones de pesos el monto defraudado a las arcas públicas mexiquenses. Solo en el caso del Circuito Exterior Mexiquense, el fraude habría ascendido a casi 60.000 millones de pesos: inicialmente la obra fue tasada en 5.600 millones de pesos, pero terminó costando 63.200 millones, según las cifras publicadas este martes, y acabó desembocando en la emisión de deuda de OHL a nombre del erario. La deuda pública del Estado de México asciende a casi la mitad de esa cifra: 35.000 millones. “Tiene todos los componentes de la corrupción tradicional. La magnitud de este fraude no tiene comparación en el México contemporáneo”, añade la plataforma de Álvarez Icaza. Ahora apunta a lo más alto y vincula directamente la llegada al poder del hoy presidente de México Enrique Peña Nieto, jefe de Gobierno del Estado de México entre 2005 y 2011, con el dinero procedente de OHL.

La relación entre el Gobierno del Estado de México y la constructora y concesionaria con sede en Madrid se remonta a 2002, cuando el entonces presidente de la federación, Arturo Montiel, viajó a la capital de España para reunirse con el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. En pleno proceso de licitación, según las acusaciones vertidas por Ahora, las autoridades y OHL “acordaron inflar el número de vehículos que atravesarían cada día el Circuito Exterior Mexiquense que cuando se licitó, ningún otro competidor quiso participar” en la pugna. “Todo estaba pactado a favor de la empresa y en contra del interés público”. “Con fraudesa como este, una compleja red de corrupción ha permitido al PRI hacer del Estado de México una compleja red de corrupción que convirtió al erario público mexiquense en una inmensa fuente de recursos para perpetuar al PRI en el poder”, añade Ahora en uno de los vídeos que acaban de ver la luz. “Y en esa red hay dos personajes clave: Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray [hoy canciller de México y mano derecha del presidente]. Es una herramienta del poder para mantener el poder”, concluye la citada plataforma política. Ese mismo esquema es el que estaría intentando utilizar ahora el cabeza de cartel del PRI para las elecciones de junio, Alfredo del Mazo, siempre según la plataforma de Álvarez Icaza.

En mayo de 2015, la publicación de una serie de escuchas telefónicas pusieron bajo sospecha a varios directivos de OHL México y desembocaron en la dimisión “por motivos personales” del entonces presidente de la firma española, José Andrés de Oteyza.

En las últimas semanas, OHL también se ha visto envuelta en varios casos de corrupción política en España: su nombre, y más concretamente el de su filial en México, ha sido relacionado con el pago de comisiones ilegales a cambio de la concesión de obra pública. Entre los supuestos beneficiarios de esas comisiones está el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, hoy encarcelado por varios escándalos con dinero público. Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, e imputado por la justicia española por el caso Lezo de presunta financiación irregular del PP, se ha visto obligado a dejar su cargo de consejero en el grupo cotizado tras ser llamado a declarar por el juez. Sin embargo, tal y como ha revelado este diario, López Madrid mantiene su cargo en otras empresas del Grupo Villar Mir. Las sospechas sobre la actividad de la empresa española en México suponen un nuevo golpe a su ya de por sí dañada reputación.

Loading...