Inicio Actualidad Económica El Gobierno aprueba la subida del salario mínimo a 1.134 euros mensuales,...

El Gobierno aprueba la subida del salario mínimo a 1.134 euros mensuales, con efectos retroactivos desde el 1 de enero

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2024. Se corresponde con un aumento del 5%, de manera que pasara de los 1.080 euros brutos mensuales en 14 pagas hasta los 1.134 euros. Dicho incremento, que se aplicará con efectos retroactivos desde el 1 de enero de este año, responde al acuerdo alcanzado a mediados de enero por el Ministerio de Trabajo y CCOO y UGT. Hay que recordar que se trata de un acuerdo realizado sin las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme, las cuales decidieron no apoyarlo al no atenderse sus peticiones de indexar el SMI a los contratos públicos y de fijar bonificaciones para el sector del campo. Tampoco se sumó la CEOE a las subidas del SMI de 2022 y 2021 acordadas por el Gobierno de Pedro Sánchez con CCOO y UGT, aunque sí pactó con ellos el incremento de 2020, cuando se elevó desde los 900 a los 950 euros mensuales.

Con esta subida del salario mínimo se beneficiará a más de 2,5 millones de personas. Esto se traduce en uno de cada siete asalariados, de los que un tercio se corresponderá con mujeres y jóvenes. Tanto es así que se puede decir que el perfil tipo del perceptor de esta renta mínima corresponde con una mujer, joven, con contrato temporal y que trabaja en sectores como el comercio, la hostelería o en los sectores agroalimentarios. «Hoy España es un país mejor», ha subrayado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Aunque ha insistido en continuar aumentando los salarios en nuestro país con el fin de disminuir la brecha respecto a las medias salariales europeas.

Igualmente, en la rueda de presa realizada tras el Consejo de Ministros, Díaz ha defendido que «España tiene una distancia a día de hoy de 19 puntos con las medias salariales europeas . Quiere ello decir que tenemos que hacer un esfuerzo colectivo como país para seguir incrementando los salarios en nuestro país, no solamente el salario mínimo, sino el salario de las gentes trabajadoras de España».

«Vamos a seguir subiendo el SMI»

La la vicepresidenta segunda también ha aclarado que el Gobierno continuará subiendo el SMI, así como el resto de salarios, a través «de una de las medidas más eficaces para ello, la reducción de la jornada laboral sin reducción salarial». En este sentido, ha explicado que «la no reducción salarial en cómputo semanal es lo que va a permitir que sigamos subiendo, tirando hacia arriba de los salarios en nuestro país».

Por otra parte, Díaz ha aprovechado para denunciar las «injusticias» que existen en España en términos de rentas y ha criticado de nuevo las diferencias salariales que se producen entre directivos y asalariados. «Hay casos extremos en los que la distancia es de 200 veces, lo que indica que tenemos un debate importante en términos democráticos en nuestro país acerca de las retribuciones en los consejos de administración y, por supuesto, de la banca, y de las distancias que hay con las rentas de los asalariados», ha señalado.

Lo cierto es que desde que se comenzó el camino al alza del SMI, este se ha revalorizado un 54% (lo que supone 398 euros más). Un factor, según los datos del Ministerio que dirige Yolanda Díaz, que ha contribuido a disminuir la pobreza salarial en un 25%. Fue a comienzos de 2023 cuando el Gobierno llegó a un acuerdo únicamente con los sindicatos para subir el SMI un 8% durante ese mismo año. Ahora, su compromiso para esta legislatura es establecer por ley que esta renta mínima siempre debe ser equivalente al 60% del salario medio. Porque, tal y como ha acentuado la ministra, «percibir 398 euros al mes más en las economías domésticas es un paso de gigante en un país de rentas salariales moderadas».

Hacienda eleva el mínimo exento en el IRPF por la subida del SMI

Asimismo, como consecuencia de este incremento del SMI para este año, el Ejecutivo ha aprobado a su vez elevar el mínimo exento en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en 2024. Este pasará de los 15.000 euros hasta los 15.876 euros, una cifra que equivale al SMI anual, tal y como ha explicado la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Con esta medida, el SMI no queda sujeto a retención, puesto que el mínimo exento se situará en la misma cuantía anual que el salario mínimo. Así, se evita que los contribuyentes afectados soporten retención o ingreso a cuenta.

Además, con el objetivo de evitar el «error de salto», la iniciativa se amplia a contribuyentes con rendimientos netos del trabajo de hasta 19.747,5 euros anuales. Para estos contribuyentes, las retenciones o ingresos a cuenta se verán reducidos. De este modo, los salarios cercanos al SMI fijado también se ven afectados por la mejora en la reducción a practicar a tal efecto, pues de lo contrario se produciría «un claro error de salto» y deberían pagar retenciones mucho más altas.