El interés de las hipotecas está cada vez más segmentado: a más ingresos, menor tipo

Una hipoteca con distintos tramos de interés

Así, cada vez es más común encontrar productos que tienen varios tramos de interés adaptados a los ingresos del titular. Cuanto más dinero cobra la persona que pide financiación, más bajo es el tipo aplicado por defecto, mientras que si su situación económica es algo más modesta, el tipo que ofrece la entidad es más elevado.

Aunque no es una tendencia mayoritaria, ya existe un buen número de bancos que han decidido apostar por esta segmentación aplicada por defecto. Uno de los casos más representativos es el de BBVA, cuyos préstamos hipotecarios tienen un interés segmentado según el volumen de ingresos del titular. Por ejemplo, a los que perciben 3.000 euros mensuales o más se les ofrece por defecto un tipo variable de euríbor más 0,99 %, mientras que el interés para los que cobran entre 1.500 y 3.000 euros es desde euríbor más 1,15 %.

Otra de las entidades que aplica un interés distinto según lo que cobra el cliente es Bankia. Su Hipoteca Sin Comisiones Variable tiene un tipo desde euríbor más 1,20 % para los que cuentan con unos ingresos mensuales mínimos de 1.800 euros, mientras que si el sueldo percibido es inferior, el interés es desde euríbor más 1,95 %. En el caso de la Hipoteca Sin Comisiones Fija, el tipo aplicado es desde el 1,75 % para los que cobran al menos 1.800 euros al mes y desde el 2,25 % para ingresos inferiores.

Productos adaptados a cada bolsillo

Desde el comparador HelpMyCash.com también afirman que ha crecido el número de entidades que ofrecen varias hipotecas adaptadas a distintos perfiles económicos. Banco Mediolanum, por ejemplo, cuenta con hasta tres productos diferentes: la Hipoteca Freedom para titulares con unos ingresos de menos de 30.000 euros al año (desde euríbor más 1,10 %), la Hipoteca Freedom+ para clientes que cobran más de esa cantidad (desde euríbor más 0,90 %) y la Hipoteca Privilegium VIP para los que cuentan con un patrimonio de más de 350.000 euros (desde euríbor más 0,85 %).

El Banco Sabadell es otra de las entidades que dispone de productos adaptados a varios bolsillos. En su caso, ofrece tres hipotecas fijas diseñadas para clientes con un nivel adquisitivo distinto: la Hipoteca Fija Premium, con un interés del 2,60 % para aquellos titulares que tengan una nómina de 3.000 euros domiciliada en la Cuenta Expansión Plus, y la Hipoteca Expansión y la Hipoteca Fija, ambas con un tipo aplicado del 3,25 %.

Pero que exista un interés establecido por defecto según el volumen de ingresos del cliente no significa que no se pueda cambiar. Desde las entidades afirman que el tipo mostrado en las comunicaciones publicitarias es meramente informativo, pues está sujeto al resultado del análisis de riesgo y al proceso de negociación entre el banco y el solicitante. Asimismo, también es posible acordar la rebaja de las comisiones aplicadas o de los requisitos de vinculación, entre otras condiciones.

Loading...