El Internet de las cosas en la Transformación digital de la empresa

Los artículos de cada almacén están posicionados, paradójicamente, de manera aleatoria para encontrarlos de forma más eficaz. Es más difícil confundirse de modelo y especificaciones si las zapatillas negras de la talla 44 que hemos pedido están rodeadas por unos auriculares, un balón, un libro y un coche de juguete. Esta distribución probablemente seráúnica, o estadísticamente difícil de repetir. De esta forma, el software conecta el carro de los trabajadores con cada artículo a través de geolocalización calculando la ruta más eficiente para ahorrar tiempo.

La segunda ventaja es que cada objeto que un usuario conecta a la red arroja datos muy relevantes y de valor para las empresas. El análisis en profundidad de esos datos puede aportar información sobre sus hábitos de consumo, intereses y necesidades. Ello puede suponer nuevas funcionalidades y mejoras en los objetos conectados (al analizar el funcionamiento de estos y la interacción de los usuarios), el diseño de nuevos objetos que satisfagan sus necesidades e incluso la aparición de nuevos modelos de negocio. Schneider Electronic sostiene que siete de cada diez empresas confían en que el Internet de las Cosas generará nuevas oportunidades de negocio.

De nuevo nos viene a la mente Amazon y su Dash button, un pequeño botón asociado a una marca y un producto concreto en la cuenta de Amazon Premium del usuario. Pulsando el botón pide productos que se están agotando en su casa, como papel higiénico, comida para animales o detergente para la lavadora y los recibe en un plazo de 24 horas.

Me gusta poner a Amazon como ejemplo de la transformación de un negocio que empezó siendo la mayor librería digital de internet y ha pasado a estar siempre cerca del usuario innovando y buscando nuevas formas de sorprenderle y automatizar sus rutinas. Pero es un caso entre muchos en cuanto a lo que el Internet de las Cosas va a suponer para el ecosistema empresarial de los próximos años.

CISCO afirma que las TIC son responsables del 40% de los aumentos anuales de productividad. Este porcentaje aumentará seguro en los próximos años gracias a la tecnología del IoT. Sus posibilidades son infinitas y aplicables a todos los campos y sectores: Educación, Medicina, Energía, Agricultura, Retail, Turismo, Restauración, Automoción, etc. Con el smartphone como centro estos millones de objetos conectados pueden crear nuevos modelos de enseñanza, medir constantes vitales y estados de ánimo, predecir el consumo de recursos en cada hogar, recomendar artículos y enviar promociones de forma precisa y eficaz (por ejemplo a través de beacons), ofrecer habitaciones y ambientes completamente personalizables, mostrar menús inteligentes con toda la información que el usuario demande, evitar accidentes de tráfico y tener acceso a información de valor en el coche…

El futuro a corto y medio plazo, marcado por la transformación digital, ofrece posibilidades para conocer a la sociedad, a la personas, escuchar las tendencias del mercado, analizar los datos que nos ofrecen todos estos factores y actuar en consecuencia. La revolución del Internet de las Cosas, para aquellas empresas que sepan adoptarla con éxito, abre la puerta a un sinfín de oportunidades. Aprovechémoslas.

Loading...