Inicio Actualidad Económica El miedo a otra crisis y la inflación disparan a la vez...

El miedo a otra crisis y la inflación disparan a la vez el ahorro y el gasto en consumo

Aunque parezca una paradoja, los hogares españoles han disparado su capacidad de ahorro y, a la vez, han elevado su gasto en consumo. El ahorro ha crecido un 20% en el segundo trimestre, su valor más alto en dos años, mientras que el gasto en consumo lo hizo un 5,2%. La razón es sencilla: mientras que las familias preparan de nuevo un colchón ante las perspectivas de ralentización económica que ya asoma y que puede derivar en una nueva crisis, también deben afrontar cada vez un mayor gasto para hacer frente a la imparable subida de los precios, que ha vuelto a disparar la inflación y encarecido la factura básica de los hogares.

Este saldo positivo hacia el ahorro es consecuencia de que la ecuación de reserva-gasto se ha decantado por lo primero: los hogares gastaron menos de lo que ingresaron. Según las Cuentas Trimestrales no Financieras del INE, la renta disponible de los hogares aumentó un 12,2% interanual, hasta los 251.190 millones de euros, mientras que su gasto en consumo totalizó 200.740 millones de euros, un 5% más. Al contrastar ambas cifras se determina que ahorraron en el segundo trimestre 50.298 millones de euros, frente a los 32.902 millones del mismo periodo de 2022, lo que supone un crecimiento, en valores relativos, del 52,9%.

Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, la tasa de ahorro de los hogares alcanzó en el segundo trimestre el 11,7% de su renta disponible, tasa dos décimas inferior a la del trimestre anterior. pero 4,4 puntos por encima de la del segundo trimestre de 2022. Sin corregir, esta tasa de ahorro se sitúa en el 20% frente al 14,7% del mismo trimestre del año anterior. La inversión de los hogares alcanzó los 15.295 millones en el segundo trimestre, un 2,7% más, frente a los 14.893 millones del mismo periodo del año anterior, por lo que mostraron una capacidad de financiación de 34.510 millones de euros, el doble que en el mismo trimestre de 2022.

El INE determinó también la capacidad de financiación al margen de los hogares. Las sociedades no financieras registraron una capacidad de financiación de 1.299 millones, frente a los 6.556 millones del segundo trimestre de 2022, mientras que el sector de las Administraciones Públicas, la necesidad de financiación se cifró en 31.024 millones frente a los 28.797 millones del mismo trimestre de 2022. Eliminados efectos estacionales y de calendario, la necesidad de financiación de las Administraciones Públicas se situó en el 4,4% del PIB trimestral, 2,2 puntos menor que la del trimestre anterior. Así, el trimestre cerró en términos generales con una renta nacional bruta de 361.528 millones y una renta nacional disponible bruta de 357.797 millones.