El miedo ha sustituido a la complacencia en el mercado

Este tipo de acontecimiento totalmente exógeno al mercado podría producir movimientos extraños, la mayoría de los cuales no tienen nada que ver con los “fundamentales”, salvo la amenaza existencial a un país como Corea del Sur si estalla una guerra, y el desapalancamiento de posiciones recientes. Un ejemplo de esto último es la corrección bastante aguda que está experimentando el EURGBP desde ayer. La libra esterlina no es un refugio seguro, pero los especuladores están muy cortos en la divisa.

También el EUR cayó fuertemente contra el JPY y el CHF, en parte debido a las tensiones de Corea del Norte. Además, la divisa comunitaria está a la espera de las señales que pueda dar del presidente del BCE Mario Draghi en Jackson Hole a finales de este mes.

El JPY está demostrando ser un refugio seguro contra el riesgo desatado ayer por el enfrentamiento entre EEUU y de Corea del Norte.

En el mercado de materias primas el oro y la plata se están beneficiando de esta incertidumbre, ambos subiendo después de una fase de toma de beneficios de corto plazo. La bajada de las acciones y los rendimientos de los bonos combinados con un JPY más fuerte son componentes clave en la capacidad del oro para subir.

Los precios del cobre y los metales industriales en general han subido. El potencial de menor oferta y aumento de la demanda tras un terremoto en China durante la noche y un USD más débil contra el JPY están entre las razones de esta subida. Una crisis creciente en Corea del Norte, sin embargo, conlleva el riesgo de afectar el crecimiento y la demanda, factores que estos metales necesitan para subir, contrariamente al oro. Sobre esta base, cada vez más vemos más limitada el alza del cobre con una importante resistencia por delante en los $ 3 / lb.

El hecho que una posible crisis geopolítica provocada por un conflicto entre EEUU y Corea del Norte con posibles daños colaterales y armas nucleares en juego, parece estar intensificándose. Con respecto al riesgo de un conflicto entre ambos países y los desafíos a los que el presidente Trump se enfrenta internamente, debemos preguntarnos si sería beneficioso para él, en algún momento, comenzar un problema en el exterior. Al fin y al cabo, solo ha recibido elogios por los ataques aéreos en Siria.

Loading...