Inicio Actualidad Económica El Ministerio de Trabajo estudiará el aumento de la cuantía en mayores...

El Ministerio de Trabajo estudiará el aumento de la cuantía en mayores de 52 años que cobran el subsidio por paro

El secretario de Estado de Trabajo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, ha abierto la puerta a evaluar el aumento de la cuantía para los mayores de 52 años que cobran el subsidio por desempleo, después de que esta reforma cayera tras el voto en contra de PP, Vox y Podemos.

«El Gobierno está dispuesto a explorar todas las medidas que sirvan para que el diálogo social pueda mostrar su respaldo a esta reforma», ha asegurado Pérez Rey al ser preguntado si el Gobierno está dispuesto a elevar la cuantía de la prestación de los mayores de 52 años que cobran el subsidio por desempleo. 

La cotización de los mayores de 52 años que cobran el subsidio por desempleo fue el motivo por el cual Podemos rechazó esta reforma, ya que el Gobierno mantenía la cuantía del subsidio para mayores de 52 años, pero introducía cambios en la cotización que, según el Ejecutivo, eran consecuentes con el repunte del salario mínimo interprofesional (SMI).

Desde Podemos, sostenían que la rebaja progresiva de la cotización para mayores de 52 años que cobran el subsidio se traducía en un «recorte» en sus futuras pensiones de jubilación y, por ello, se sumaron a PP y Vox y votaron en contra de esta reforma.

Al ser preguntado por si se mantendrá o no este punto en la nueva reforma que ha comenzado a negociarse con sindicatos y patronal este lunes, Pérez Rey ha afirmado que los sindicatos han trasladado durante la reunión a Trabajo que hay que discutir la cuestión «en el marco de alternativas distintas».

«Quizá la que planteó el Gobierno en el decreto ley, o en el marco de una mejora de las políticas activas de empleo, incluso en el marco de una mejora sustancial de los subsidios que recoge el decreto, por lo tanto, naturalmente ha sido objeto de discusión», ha respondido el secretario de Estado de Trabajo.

No obstante, ha afirmado que los sindicatos mantienen la posición del Ministerio de Trabajo de que «no se puede tratar de la misma manera» esa sobrecotización con un salario mínimo de 700 euros que un salario mínimo que ahora se sitúa por encima de los 1.100 euros.

Así, Pérez Rey ha reiterado que la reducción en la cotización de los mayores de 52 años que cobran el subsidio es una consecuencia de la revalorización del 54% del SMI desde 2019. 

«Como ustedes saben, el 125% fue el parche que hubo que buscar para evitar que los trabajadores mayores de 52 años tuvieran una enorme penalización en sus cotizaciones a la jubilación cuando perdían el trabajo con esa edad», ha recordado.

Todo lo posible para sacar adelante la reforma

En relación a los plazos, Pérez Rey ha afirmado que se está haciendo «todo lo posible» para satisfacer una reforma que es un compromiso con la Unión Europa y supone una mejora «muy sustancial» de la situación de las personas que se ven protegidas por el nivel asistencial de desempleo.

La reforma del subsidio por desempleo es el último de los hitos del componente 23 del Plan de Recuperación que le queda a Trabajo por cumplir y está ligado al desembolso del cuarto pago de los fondos europeos, una cuantía que asciende a unos 10.000 millones de euros.

Trabajo presenta el mismo texto

Por otro lado, Pérez Rey ha confirmado que el texto sobre el que se ha comenzado a negociar con sindicatos y patronal es el mismo que el que no salió adelante en la votación en el Congreso de los diputados por la unión entre Podemos, Vox y PP.

Pérez Rey ha afirmado que los sindicatos quieren una mejor protección para los trabajadores que pasan a tiempo parcial; establecer cambios en el tránsito del subsidio al ingreso mínimo vital (IMV), para lo que trabajarán junto al Ministerio de Seguridad Social, y el reconocimiento de la prestación a las trabajadoras transfronterizas de Ceuta y Melilla.

En relación a las peticiones de la CEOE, Pérez Rey ha señalado que la reforma «no es del agrado» de la patronal española y que CEOE y Cepyme han pedido a Trabajo que se revise el punto de la ley de empleo en el que se obliga a ofrecer un trabajo «de calidad, indefinido y con garantías» a un desempleado, algo que Pérez Rey ha afirmado que desde el Ministerio se ve «con muy malos ojos».

«No estamos dispuestos a revisar una de las garantías del acuerdo de actividad que está en la ley de empleo y que nos parece fundamental», ha recalcado.

Sindicatos piden vincular subsidio al umbral de pobreza, no al Iprem,

Por su parte, como vía para mejorar la cuantía de los subsidios, los sindicatos han pedido a Trabajo la derogación del Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem) para que los subsidios queden vinculados al umbral de la pobreza y no a este indicador, cuya cuantía actual «no llega ni al 50% del salario mínimo interprofesional».

Así, desde UGT, su vicesecretario general, Fernando Luján, ha denunciado tras la reunión con Trabajo que las cuantías de los subsidios por desempleo «se han alejado demasiado de los umbrales de pobreza», por lo que debe desaparecer el IPREM, creado hace 20 años, a un nuevo parámetro, el del umbral de la pobreza, como se ha hecho con las pensiones más bajas.

«Nos parece que esa sería la vía adecuada para fijar unas cuantías que, desde luego, fueran suficientemente dignas», ha subrayado Luján, que ha añadido que el sindicato acudirá a las reuniones de esta mesa de diálogo social con espíritu «constructivo».

Luján ha reivindicado también la necesidad de vincular cualquier prestación que tenga un régimen asistencial con las políticas activas de empleo, puesto esto «no se recogía suficientemente bien» en la reforma que intentó aprobar el Gobierno en el Congreso.

Asimismo, el sindicato ha reclamado a Trabajo una «protección suficientemente eficaz» a los desempleados y dar salidas y acompañar en la búsqueda de un nuevo puesto de trabajo a los parados que estén cobrando la prestación o el subsidio.