Inicio Actualidad Económica El paro y los fijos discontinuos, según Hamlet y Yolanda Díaz: ser...

El paro y los fijos discontinuos, según Hamlet y Yolanda Díaz: ser o no ser parado

Anatole France (1844-1924), premio Nobel de Literatura en 1921, escribe en «La isla de los pingüinos» que «la duda necesita motivos, pues no es posible dudar sin motivos, como no lo es creer sin ellos». El desempleo bajó en el mes de marzo en 33.405 personas, con lo que la cifra de parados se queda en 2, 72 millones, la más baja en el mismo mes desde 2008. Al mismo tiempo, el número de afiliados a la Seguridad Social superó por primera vez la barrera de los 21 millones. Los datos, en conjunto son positivos, y recogen el «efecto Semana Santa», pero impiden que España abandone el farolillo rojo de desempleo en la Unión Europea. El Gobierno no ha tardado en lanzar las campanas al vuelo, aunque en esta ocasión, la vice y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quizá porque anda en horas más que bajas y con líos en su entorno político más cercano, ha sido algo más comedida.

Los datos, que también consideran positivos en el PP y en la CEOE, arrastran sin embargo la duda, acaso hamletiana, de quiénes se contabilizan como parados y quiénes no, ser o no ser parado. Todas las incógnitas se ciernen, desde la última reforma laboral, sobre los fijos discontinuos que no trabajan y cómo figuran en las estadísticas. Yolanda Díaz, tras meses de silencio, los cifra en 55.300, con datos que parecen extraídos de la EPA (Encuesta de Población Activa). Los números del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) indican que hay 150.000 fijos discontinuos que perciben el subsidio de desempleo, es decir, no trabajan.

El informe «Estadísticas de demandantes de empleo, puestos de trabajo y colocaciones», también del SEPE, en su página 27, incluye la tabla «demandas de empleo pendientes» en donde figuran 736.000 «no parados con relación laboral», que serían los «fijos discontinuos inactivos, trabajadores en ERTE, perceptores de prestaciones, eventuales agrarios subsidiados y otros». Todo según explica el SEPE en la página 11 del mismo informe. Por otra parte, el último estudio de Randstad, BBVA y Fedea sugiere que hay 778.000 parados más de los contabilizados, lo que elevaría el desempleo a 3,5 millones. Marzo ha sido bueno para el empleo, pero ahí siguen «los motivos que necesita la duda», que reclamaba France.