El PIB de España alcanza su máximo histórico

13

En las cifras que expone la citada EPA se observa que el número de ocupados que trabajan, entre otros, en bares, restaurantes, hoteles asciende a 14,2 millones de personas, lo que representa el mayor dato de la serie histórica. En cambio, en la industria, cuyo sueldo medio asciende a 27.214 euros, el número de ocupados se queda en 2,6 millones. Asimismo, el trabajo sobre costes laborales también evidencia las importantes diferencias económicas que existen entre las diferentes Comunidades Autónomas.

Así, mientras en la Comunidad de Madrid o en el País Vasco el salario bruto anual supera los 27.000 y 26.000 euros, respectivamente, en Extremadura, Canarias y Galicia se queda por debajo de los 20.000 euros. Esto supone que el sueldo medio de un trabajador madrileño supera en un 45% el de un extremeño. Subidas por debajo del crecimientoAnte esta situación, tanto Guindos como la ministra de Empleo, Fátima Báñez, han reconocido que los salarios deben «normalizarse» y subir al ritmo que lo hace la economía y la creación de empleo.

Sin embargo, patronal y sindicatos no han sido capaces de llegar a ningún tipo de acuerdo en la negociación salarial, y según los datos de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la mayor parte de los convenios se están cerrando con subidas de entre un 1% y un 2% en un año en el que el crecimiento podría llegar hasta el 3,3%. A ello hay que sumar que la inflación, que en los últimos años había estado en niveles muy bajos o incluso negativos y ha otorgado un mayor poder adquisitivo a los sueldos, ya está repuntando. Algunas estimaciones, como por ejemplo las de Bankinter, apuntan que el IPC cerrará este año en niveles cercanos al 2% y que se mantendrá por encima del 1,5% el próximo. Por ello, si las mejoras de los salarios no superan estas cifras, los ciudadanos sufrirán una pérdida en su capacidad adquisitiva. Este contexto de moderación salarial, además, no se registra únicamente en la economía española. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, reconoció en su última rueda de prensa que el organismo mantendrá los estímulos económicos porque, entre otros aspectos, la recuperación todavía no ha llegado a los salarios.