Inicio Actualidad Económica El PP se moviliza para formar un frente que lidere la oposición...

El PP se moviliza para formar un frente que lidere la oposición contra «la inacción» del Gobierno ante la crisis del campo

El Partido Popular ha movido ficha en medio de la crisis del campo que está azotando al sector de la agricultura y la ganadería en nuestro país, y los conflictos que se han generado desde las tierras galas. Así, el partido trabaja con los consejeros de Agricultura de las comunidades autónomas en las que gobierna para poner en marcha la coordinación de acciones en respuesta a lo que califican como «inacción» del Gobierno en esta materia, así como en lo referente al problema de la sequía.

También han concertado reuniones con el propio sector y trasladarán la situación de los agricultores a las sesiones de control del Congreso y el Senado de esta semana para exigir explicaciones al Ejecutivo de PSOE y Sumar. De hecho, tras los ataques a camiones españoles en Francia, el partido ya ha registrado, en ambas cámaras, las peticiones de comparecencia de tres ministros, Luis Planas (Agricultura), Óscar Puente (Transportes) y José Manuel Albares (Exteriores), para que expliquen las acciones que se están adoptando ante esos hechos. Y es que, tal y como han indicado desde el partido, pretenden ser ellos quienes lideren la bandera de la oposición al Ejecutivo, evitando que se la apropie Vox.

Por ello, el PP ha llevado a cabo en los últimos días una denuncia frente a la pasividad que para ellos está mostrando el Ejecutivo ante los problemas de los agricultores y ganaderos. En esta línea, el líder del partido, Alberto Núñez Feijóo, en un acto en Piedrafita (Lugo) aseguraba el pasado viernes que le parecía «inadmisible e inaceptable los insultos, los menosprecios que están recibiendo los agricultores españoles con la inacción del Gobierno de España como acompañante». Asimismo, ante los altercados ocurridos en Francia, tildó de «impropio» que productos «perfectamente garantizados desde el punto de vista higiénico y sanitario» sean «volcados» en las carreteras europeas y el Gobierno de España «no se preocupe por la situación inadmisible que están sufriendo los agricultores en España».

En cambio, desde la parte del Gobierno, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas , ha calificado como «intolerables» esos ataques franceses a transportistas y productos españoles. También ha querido hacer pública la respuesta recibida desde el Gobierno francés, por medio de una misiva de su homólogo galo Didier Guillaume, en la que le pide «disculpas» y «lamenta» lo sucedido. Igualmente, el ministro se ha comprometido a seguir trabajando con las organizaciones agrarias para encontrar soluciones y avanzar en el futuro.

Un Gobierno solo centrado en «contentar» a sus socios

Sin embargo, pese a lo transmitido por parte del ministro, el PP organiza una ofensiva contra el Gobierno por su «silencio» e «inacción» ante la crisis que sufre el sector, donde entrarán sus gobiernos autonómicos.

Lo que el Partido Popular sostiene es que Pedro Sánchez está centrado en «contentar» a sus socios mientras tiene lugar un «vacío de gestión». A la vez afirman que no actúa frente a los ataques proferidos desde Francia, como el vertido por la exministra socialista gala de Ecología, Ségolène Royal, contra los productos «bio» españoles, al asegurar que son «falsos e incomibles». Respecto a esta situación, añaden desde el PP que «el Gobierno defiende mucho a Puigdemont de los jueces y defiende poco a los productos españoles de los franceses».

El problema de la sequía

El PP ha pedido al Gobierno «sensibilidad y soluciones» ante los problemas que vive el sector. «Somos el partido de agricultores, pescadores y ganaderos y seguiremos comprometidos con sus demandas», afirmó ya el pasado jueves desde Bruselas. En esta línea, han criticado que tanto el Ministerio de Medio Ambiente como el Ministerio de Agricultura «estén mirando para otro lado» ante la sequía, que es «el principal problema de la agricultura española». Igualmente, Feijóo declaraba el viernes pasado que «llevamos cinco años sin infraestructuras hídricas, llevamos cinco años enfrentando un problema sin ninguna solución».

El pasado jueves ya tuvo lugar en Bruselas una gran tractorada pidiendo garantizar precios justos para el campo. Ahora las organizaciones profesionales agrarias mayoritarias, Asaja, COAG y UPA, han pactado remprender las movilizaciones con el fin de demandar un plan de choque donde se incluyan medidas tanto a nivel europeo, como por parte del Gobierno de España y de las comunidades autónomas.

El PP quiere liderar esta bandera frente a Vox

Con este movimiento lo que se estaría buscando por parte del Partido Popular es adelantarse a Vox, que ha presumido en los últimos años de ser el partido de los agricultores. Así lo mostraba su líder, Santiago Abascal, en la campaña de las generales del pasado año, al afirmar que «Vox es el partido necesario para defender al campo».

Hay que tener en cuenta que se avecinan tres citas electorales (las gallegas, las vascas y las europeas) por lo que es un momento importante para no permitir que Vox se apodere de la defensa de los agricultores. En ese sentido, fuentes del partido han explicado que el PP «usará toda su fuerza parlamentaria y territorial para liderar esa bandera».

En cuanto a Vox ha criticado tanto «el desprecio de las élites» hacia el sector primario como el Pacto Verde europeo, medida cuyo objetivo es conseguir que la Unión Europea (UE) sea climáticamente neutral para 2050. De hecho, con relación a esto último, el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch declaró hace unos días que el PP «votó en masa» el Pacto Verde, aprobado en 2020.

Respuesta desde el Ministerio de Agricultura

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha aseverado que «todo lo que de forma concreta responda a las necesidades efectivas de los agricultores y ganaderos de España tendrá una respuesta positiva por parte del Gobierno». Además, se ha mostrado crítico con «todos aquellos que quieran utilizarlos con el objetivo de agitarlos, provocar desazón social y lanzar ideas extremistas, generando un enfrentamiento entre los españoles», ya que, según ha dicho, «esa no es la vía de solucionar los problemas».

En declaraciones a los periodistas en la inauguración de Barcelona Wine Week, Planas ha manifestado su preocupación por los productores y el medio rural, y ha aprovechado para lanzar que hay «a quien no le preocupan y se aprovecha precisamente de esos problemas, esa ansiedad y esa preocupación para lanzar ideas y posiciones extremistas». A su vez, ha relacionado esos intereses con algunas protestas que han tenido lugar las últimas semanas en España y Europa, en las cuales «plataformas o grupos autónomos están planteando, más allá de las organizaciones, objetivos que no están sobre la mesa», como la derogación de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Respecto a la reunión que se ha comunicado por parte de los consejeros de Agricultura y Medio Rural de Vox de cuatro comunidades autónomas con el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski (la cual está prevista para la próxima semana), Planas ha señalado que «las soluciones están aquí, trabajando juntos, no provocando enfrentamientos». En ese sentido, ha explicado que «utilizar a los agricultores y ganaderos y al mundo rural como un mecanismo para desestabilizar y provocar enfrentamientos me parece lamentable y absolutamente condenable; nada tiene que ver con la problemática real de nuestros agricultores y ganaderos, y sí mucho con intentar encender el extremismo y lanzar gasolina al fuego».

Aún así, sobre Vox, el titular de Agricultura ha añadido, que es libre de organizar un encuentro en Bruselas y ha querido recordar que él mantiene reuniones todos los meses con los ministros de la UE para solucionar los asuntos en común, y lo mismo en las reuniones con los consejeros autonómicos. Además, ha destacado que en el próximo Consejo Europeo se estudiarán los últimos sucesos y la manera de simplificar los trámites. Se pretende dar respuesta así a una de las demandas que le han trasladado las organizaciones agrarias, junto a otras como la adaptación de los seguros agrarios y la aplicación efectiva de la ley de la cadena alimentaria.

En cuanto a la sequía que padece Cataluña, el ministro ha defendido los planes con los que el Gobierno cuenta para llevar a cabo una modernización del regadío. Se trata de ocho actuaciones con cargo al fondo de recuperación en la región que ascienden a los 141 millones de euros. También trabajos para hacer uso de aguas no convencionales, tales como las recicladas y las que provenientes de la desalación.

Asimismo, se ha querido tratar la necesidad de fomentar las nuevas técnicas de edición genética en la UE con el fin de poder contar con variedades de plantas que requieran menos agua y productos fitosanitarios, así como la adaptación al cambio climático, tal y como ocurre con los viticultores en la actualidad.

Con todo lo ocurrido, Planas ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad al declarar que el abastecimiento alimentario «está absolutamente asegurado» y que, a pesar de los problemas, protestas y movilizaciones que vive el sector, no habrá dificultades en este sentido, ni a corto ni a medio plazo.

Por otro lado, en una entrevista en Catalunya Ràdio, el ministro ha afirmado que los agricultores, que se movilizan este martes en Cataluña, viven una situación que no es sencilla ni tiene «fácil solución». Así, ha apuntado que «la producción de alimentos pasa una transición silenciosa» y considera que la opinión pública no es consciente de lo difícil que está resultando la misma. Pero defiende que el Gobierno ha destinado casi 4.000 millones de euros de ayudas directas, fiscales y de seguros agrarios para apoyar al sector en estos momentos de transición, agravados por las consecuencias de la guerra.

En esta línea, ha explicado que en Cataluña ha habido casi 38.000 beneficiarios receptores de hasta 81 millones de estas ayudas directas extraordinarias, más allá de la Política Agraria Común (PAC). El ministro ha señalado, además, que el problema de la sequía es «clave» y hay que darle una respuesta. En cuanto a la idea de transportar agua desde Valencia a Barcelona en barcos, Planas ha puntualizado que, aunque no se corresponde a una competencia de su ministerio, «cualquier actuación positiva y que dé una respuesta es bienvenida en el actual contexto»·

A su vez, el ministro ha querido manifestar que desde Bruselas se debería haber producido una «gran conversación» antes de incluir algunas medidas que se han tomado y que afectan al sector. Según ha explicado, los alimentos regresarán en algún momento al precio que tenían antes de la guerra de Ucrania, pero hasta que no lleguemos a un millón de toneladas de producción de aceite de oliva, como mínimo, los precios se mantendrán elevados.

Con relación a las declaraciones de la exministra francesa Ségolène Royal sobre la calidad de los tomates ecológicos españoles, Planas ha señalado que no ha sido «muy oportuna» y que está un poco «fuera de circuito». Y es que, tal y como ha indicado el ministro, no hay ningún motivo para pensar que el tomate español ecológico posea características diferentes en comparación con los tomates franceses o del resto de Europa.