El tono “conciliador” de Yellen le pesa al dólar

25

Desde inicios de año, el índice del dólar, que mide la fuerza de la moneda americana contra una canasta de seis divisas, ha perdido casi el 9%, mientras que esta caída sube hasta el 11% si se analiza el cambio entre euro y dólar. La relación entre estas dos divisas ha superado la cuota de 1,1750, superando los máximos de los últimos dos años y medio. La tendencia parece aún favorable a la moneda única.

La fuerza del euro se hace notar también contra la libra esterlina. El cambio entre EUR/GBP permanece peligrosamente cerca del 0,90. La divisa británica está pagando la incertidumbre ligada al Brexit y a la debilidad del gobierno, con una Theresa May que vio dimitir a su jefe de estrategia Chris Wilking la semana pasada.

Entre las consecuencias indirectas de la debilidad del dólar podemos contar con la recuperación de las materias primas. Resalta la recuperación del oro, que vuelve a subir a 1,270 dólares la onza, mientras que la plata se cambia a 16,70 después de una segunda parte de julio en clara remontada. En positivo está el café, que desde sus mínimos de finales de junio ha recuperado el 10%, llevándolo a máximos de tres meses. Por último, señalar la óptima semana que tuvo también el cobre.