Empleo intenta tapar el agujero de las ‘tarifas planas’ en las pensiones

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha reconocido ante la comisión del Pacto de Toledo que la situación del sistema de pensiones “se ha deteriorado” en los últimos años. Y lo atribuye en gran medida a la caída del empleo. No obstante, en su primera comparecencia ante esta comisión, en una intervención de casi una hora de duración, apenas ha esbozado unas líneas generales de sus propuestas y concretado una: convertir las tarifas planas que buscan incentivar el empleo indefinidos y a los autónomos en bonificaciones que asumirá el presupuesto, ya que hasta ahora son reducciones directas sin compensación para la Seguridad Social.

Las otras líneas que ha apuntado la ministra son “avanzar en la separación de fuentes”, que no tiene que suponer “un cambio de naturaleza jurídica”. Con estas dos expresiones, la ministra Báñez apunta en una dirección: que las prestaciones de viudedad y orfandad se paguen del presupuesto general sin que eso las convierta en pensiones asistenciales.

La tercera pata de sus propuestas se ha reducido a una frase: “Reforzar la contribución entre regímenes”. Estas palabras técnicas se traducen en buscar que los autónomos coticen más a la Seguridad Social de forma “voluntaria”, aclaran en Empleo.

Hasta aquí las propuestas. La mayor parte de la intervención de Báñez se ha dedicado a defender su gestión en los años anteriores, tratar de tranquilizar a la ciudadanía asegurando que “las pensiones están garantizadas” y a señalar que la caída del empleo es la principal responsable de la situación actual de la Seguridad Social.

Loading...