Inicio Actualidad Económica ¿Es buen negocio comprar un inmueble sobre planos?

¿Es buen negocio comprar un inmueble sobre planos?

Trabajar de la mano de una empresa seria

El primer paso que asegurará la rentabilidad de este tipo de negocios tiene que ver con el hecho de escoger una buena empresa inmobiliaria para hacer el trámite. Un caso de éxito es B&R Inmobiliaria en Bogotá que tiene uno de los mejores sistemas de asesoría que podrían encontrarse en la zona norte y eso evitará que cualquier persona que desee invertir vea amenazada su inversión por malas decisiones.

Otro punto de valor que rescatar en este sentido tiene que ver con la experiencia que la empresa tenga en el ramo. En este caso, la inmobiliaria B&R cuenta con 20 años de servicio en el sector, logrando así estar al tanto de todos los movimientos que se suscitan en el área y permitiendo que puedan tomar las mejores decisiones en torno a lo que ofrecen a sus clientes.

Por último, es importante atender también al alcance que la empresa es capaz de dar. Quizás una inmobiliaria o constructora pueda tener sus oficinas en un determinado lugar, como ocurre en este caso que se ubican en la zona norte de Bogotá, pero también es importante que su radio de acción sea amplio y que faciliten atender las necesidades en todo el territorio.

Datos para medir la rentabilidad

A la hora de determinar si comprar inmuebles sobre planos es rentable o no, es importante fijarse en la mayor cantidad de aspectos que se involucran con el inmueble en sí. Ya vimos que el primer paso es seleccionar una buena empresa, pero también hay que considerar que los beneficios de esta modalidad de negocio cubren áreas como:

  • El ahorro: aunque parezca difícil de imaginar, al comprar un piso en plano, por ejemplo, se estará pagando el valor actual que tiene el mismo según todo el diseño y proceso de construcción que vaya a tener. Pero la realidad es que al momento de la entrega, este valor será mucho más alto por dos factores fundamentales: la fluctuación en el tema de la inflación y el hecho de que las viviendas nuevas terminadas son más caras que las que están en proyecto.
  • Pagos en cuotas: esta es otra de las ventajas que son destacadas a la hora de medir la rentabilidad porque siempre sale mejor realizar un pago en cuotas que un desembolso por el valor total. Incluso existen contratos donde las cuotas se van cubriendo durante todo el tiempo que dure la construcción del inmueble dando muchas más facilidades de pago.
  • Diseño a la medida: aunque no es aplicable en todo momento, sí que es permitido que ciertas partes del diseño básico sufran variaciones según lo que le interese al inversor. De esta manera se evitarán más gastos futuros en reformas y se podrá poner en marcha el uso del inmueble apenas esté listo.

En resumen, la compra de inmuebles sobre planos sí puede ser un negocio bastante rentable. Como en todo, también existen riesgos que son imposibles de prever como retrasos en la construcción, cambios en el diseño que no se consultaron, etc. Lo importante para evitar todo esto es tener una buena asesoría y un contrato claro que estipule los deberes de las partes.