España se convierte en el ‘ring’ del efectivo contra las tarjetas

¿Qué factores llevan a las empresas a facilitar los pagos electrónicos?

Como hemos comentado, el principal factor que empuja a cada vez más empresas españolas a incluir datáfonos en sus comercios es la preferencia de los consumidores a realizar pagos con sus tarjetas de manera electrónica.

No obstante, existen otros aspectos que influyen en esto. En lo que respecta al consumidor, la comodidad de poder pagar sin tener que llevar dinero en efectivo, la rapidez de poder hacerlo con un simple acercamiento de la tarjeta al dispositivo y, por ende, la calidad que esto aporta al servicio y experiencia que ofrece el propio comercio. Asimismo, en lo que respecta a las empresas, al mejorar y agilizar los pagos, se facilita el aumento del consumo.

Además de esto, siguiendo con los datos rescatados del estudio de Mastercard, el importe abonado mediante tarjetas también ha aumentado y supera al del dinero en efectivo, con una diferencia del 118,5 %.

En resumen, todo apunta a que cada vez hay una mayor tendencia al uso de las tarjetas y como declara Ovidio Egido, director general de Mastercard en España, “las empresas españolas están ayudando a potenciar la experiencia de pago de los consumidores, haciendo que esta sea cada vez más fácil, rápida y segura”.

¿En qué lugar queda el dinero en efectivo?

Después de lo comentado, puede parecer que la sociedad española cada vez se muestra más reacia a utilizar dinero en efectivo, pero esto no es del todo cierto.

Aunque sí que es cierto que la tendencia al pago mediante tarjetas y otros dispositivos electrónicos no para de aumentar, España sigue siendo, junto con Alemania, uno de los países de Europa más aferrados al dinero en efectivo, según los datos obtenidos a través de un análisis realizado por Norges Bank para el Banco Central Europeo.

De hecho, siguiendo con las declaraciones de Egido, “aún queda mucho camino por recorrer, ya que el 55,4 % de los establecimientos no ofrece la posibilidad de efectuar los pagos con tarjetas”. Dicho esto, por ahora España seguirá siendo el campo de batalla entre el dinero en efectivo y las nuevas modalidades de pago.

Loading...