Estas son las causas económicas de las protestas en Irán

22

Las protestas que han surgido en Irán, hace ya bastantes días, ponen de manifiesto un malestar de su población. Irán está experimentando en los últimos años una mejora de sus indicadores macroeconómicos, el PIB crece y la inflación baja, pero precisamente el malestar por diferentes problemas económicos ha sido la bomba que ha encendido las manifestaciones.

Es evidente que detrás de los logros que se ven a nivel estadístico a nivel macroeconómico, existen situaciones dentro que se pueden considerar críticas que están afectando a los diferentes estratos de la población en Irán.

Nos podemos preguntar: ¿Cuáles han sido las principales causas económicas para que los iraníes salgan a la calle a luchar por tener una vida digna?

La presidencia Hasan Rohani y el acuerdo nuclear mejoraron la situación de Irán

En 2013 asumió la presidencia Hasan Rohaní, tuvo que dirigir todos los esfuerzos de su Gobierno en reducir las secuelas económicas de 8 años de políticas del anterior Gobierno de Irán. El gobierno de Hasan Rohaní tuvo que luchar con una tasa de inflación anual de alrededor del 40 por ciento, un PIB en recesión y sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU que perjudicaban a las exportaciones de petróleo.

Gracias a la firma del acuerdo nuclear y el levantamiento de las sanciones a principios de 2016, Irán accedió a los fondos congelados que tenían en bancos extranjeros y en 1 año se lograron recuperar posicionándose otra vez en el mercado del petróleo.

Esto ha permitido a Irán que el PIB experimente un incremento hasta llegar al 12,5 por ciento en marzo del 2017, en su mayoría gracias al aumento de las exportaciones de petróleo. Durante el 2018 se prevé que el aumento sea de 3,5 por ciento. Por otra parte, se ha conseguido que la tasa de inflación se haya reducido hasta una tasa anual inferior al 10 por ciento.

Sin embargo, existen graves problemas, que entre ellos figuran lo que están causando la crisis dentro de Irán, que han pasado a ser de carácter político, con críticas dirigidas al conjunto del sistema y que van más allá de las reivindicaciones puramente económicas.

Primer detonante económico: el alto índice de paro

El aumento del PIB, casi del todo gracias a las exportaciones petroleras, no se ha traducido en una disminución del paro. La tasa del paro se ha incrementado en el último año en algo más de un punto, y la más alta se sitúa en los jóvenes, llegando hasta el 29 por ciento.

El actual Gobierno de Irán ha concentrado sus esfuerzos en controlar sus esfuerzos en controlar la inflación y contener el gasto público, lo que ha causados efectos de recesión en diferentes sector económicos del país, entre ellos el sector de la construcción.

Segundo detonante económico: el papel de los hidrocarburos

Durante el 2016 tras el levantamiento de las sanciones económicos, el 78 por ciento del total del PIB procedía del petróleo y esto era bueno para ellos ya que es una economía que depende fuertemente de este sector, una buena parte del resto de la mejora ha sido procedente de los petrodólares.

Pero el Gobierno de Rohaní no ha conseguido transferir toda la recaudación que ha conseguido con la venta de petróleo a sus iraníes, entre otras cosas porque la falta de relaciones interbancarias durante la época de sanciones ha impedido una rápida reincorporación de los bancos en el sistema mundial.

Tampoco se puede olvidar que en las estadísticas de exportación del país de productos petroquímicos aparecen sector no petroleros, lo que muestra el gran peso que tiene el petróleo en la economía de Irán.

Tercer detonante económico: la mala gestión de los ingresos

La mayor parte del crecimiento económico de Irán ha provenido de la exportación de gas, petróleo y sus derivados petroquímicos, es el Gobierno de Irán el que se debe encargar de gestionarlo y asignarlos a los diferentes sectores sociales, que no necesariamente se han beneficiado de una distribución justa.

El Gobierno ha dado prioridad en seguir políticas regionalistas, en concreto afrontar la amenaza del ISIS en Irak y apoyar al régimen de ‘El Asad’ en Siria. La rivalidad con Arabia Saudí y sus aliados árabes a su vez han abierto un gasto en armas que ha supuesto grandes gastos para Irán.

Cuarto detonante económico: Instituciones de crédito si autorización del Banco Central de Irán

Durante la anterior Gobierno empezaron a surgir en el país diferentes instituciones de crédito sin autorización del Banco Central de Irán. Estas instituciones se convirtieron en los rivales de las entidades bancarias iraníes por atraer liquidez del mercado dando intereses más altos, hasta el 30 por ciento algunas veces.

Algunas de estas instituciones han quebrado en estos últimos años y la opinión pública acusa al sistema de haberles permitido abrir sucursales por todo Irán sabiendo de que actuaban sin autorización del Banco Central y, por tanto, sin su respaldo.

Quinto detonante económico: los precios de los productos básicos

Pese que en estos últimos años, se ha producido una fuerte reducción del PIB, los precios de algunos productos básicos han producido altas subidas causando malestar entre la población iraní.

Las subidas de precios se han producido, entre otros factores, al fin de las políticas de subsidios de algunos sectores y a la debilitación de la moneda iraní como divisa. Así, un aumento del 40 por ciento de los huevos, o el anuncio de un aumento de un 50 por ciento del precio de la gasolina han contribuido al malestar de la población.

Por último, la corrupción política

Los sueldos de los diferentes cargos del gobierno de Irán se han publicado en las redes sociales y sitios web que están en contra del Gobierno a mediados a mediados del 2016. Sus sueldos altos se han convertido en un escándalo nacional.

En Irán el salario mínimo se encuentra alrededor de los 170 euros, algunos cargos estaban percibiendo alrededor de 30.000 euros al mes, lo que ha creado el ambiente de indignidad entre la población.

También han surgido casos de malversación de fondos de pensiones, en especial, en el fondo de los profesores y en entidades bancarias, en la entidad bancaria de Sarmayeh, fuga de delincuentes fuera de Irán y la gran pasividad judicial han provocado más descontento de los iraníes en la eficiencia del sistema que tienen actualmente.

En El Blog Salmón | Estados Unidos castiga a BNP Paribas por violar embargo a Cuba, Irán y Sudán con multa récord de 9.000 mdd

Imagen | Flickr