Inicio Actualidad Económica Esto es todo lo que debe saber si va a alquilar su...

Esto es todo lo que debe saber si va a alquilar su piso en una zona tensionada

La Ley de Vivienda fue aprobada el pasado mes de mayo por el Gobierno para «aumentar la oferta de vivienda a precios asequibles, evitar que se den situaciones de tensión en el mercado del alquiler y apoyar a jóvenes y colectivos vulnerables en el acceso a la vivienda», tal y como explican en la web de La Moncloa. Asimismo, esta norma incluye medidas para proteger a los inquilinos como la declaración de «zonas tensionadas» en todo el territorio español para limitar el precio del alquiler.

Aunque este concepto ha sido creado mediante la Ley de Vivienda, son las comunidades y ayuntamientos quienes tomarán la decisión de declarar una zona tensionada.

Pero, ¿qué es una zona tensionada en el mercado del alquiler? “Aquellos ámbitos territoriales en los que exista un especial riesgo de oferta insuficiente de vivienda para la población, en condiciones que la hagan asequible para su acceso en el mercado, de acuerdo con las diferentes necesidades territoriales”, tal y como establece el artículo 18 de la Ley 12/2023 por el Derecho a la Vivienda. Para que una zona pueda considerarse como tensionada, el portal inmobiliario Fotocasa explica que será necesario cumplir con estos requisitos:

  • Que el coste medio de la hipoteca o del alquiler más los gastos y suministros básicos supere el 30% de la renta media de los hogares.
  • Que el precio de compra o alquiler de la vivienda haya aumentado al menos 3 puntos por encima del IPC en los cinco años anteriores a la declaración de área tensionada.

Además, la declaración de zona tensionada tendrá una validez de tres años, que podrá prorrogarse siempre que la comunidad considere que siguen existiendo las condiciones previamente mencionadas.

¿Qué medidas en el precio del alquiler se pueden aplicar en una zona tensionada?

En todas las zonas que sean consideradas tensionadas se establecerán topes en el precio del alquiler en los contratos nuevos, con respecto al precio de los anteriores. En este sentido, a lo largo de 2024 este tope será del 3%.

No obstante, estas medidas variarán en función de si el casero es un pequeño propietario o gran tenedor, así como de la modalidad del contrato:

  • Pequeño tenedor –tiene menos de cinco propiedades–: en el caso de que tenga que firmar un nuevo contrato en una zona tensionada, el precio que podrá pedir será, como máximo, el indicado en el Índice de Referencia del precio del alquiler. Si en cambio este contrato se actualiza, el precio del alquiler no podrá superar el 3% durante 2024, aunque este podrá incrementarse hasta el 10% en el caso de que el inmueble haya sido rehabilitado en los últimos dos años, mejorando su accesibilidad y eficiencia energética en un 30% –como mínimo–; o cuando el contrato se haya firmado por un periodo de diez años o más.
  •  Gran tenedor: en el caso de que el casero tenga que firmar un nuevo contrato, este estará condicionado por el Índice de Referencia del precio del alquiler. Si las viviendas han sido alquiladas con anterioridad, estas también estarán condicionadas por el mismo índice. Por tanto, en ambos casos, si dispone de una vivienda que alquila por 1.000 euros y el Índice de Referencia estipula que el máximo por el que la puede alquilar son 700 euros, deberá bajar el precio del alquiler.