Inicio Actualidad Económica Francia pide más «flexibilidad» al núcleo duro de la UE para aprobar...

Francia pide más «flexibilidad» al núcleo duro de la UE para aprobar las nuevas reglas fiscales

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea continuarán hoy la negociación para acordar la reforma de las nuevas reglas fiscales que, tras cuatro años congeladas por la pandemia, volverán a limitar la deuda y el déficit de los estados miembros, después de que se haya saldado sin acuerdo el debate durante la madrugada, que se ha prolongado durante unas ocho horas, hasta pasadas las 3 de la mañana.

Aunque se ha avanzado «bastante» y que el acuerdo está «cerca», también que son necesarias más consultas desde el punto de vista tanto político como jurídico, según indicaron fuentes diplomáticas a Europa Press, que añadieron que la Presidencia española del Consejo reflexionará este viernes sobre los siguientes avances, incluida la posibilidad de convocar una reunión de ministros adicional.

En la reunión, que se ha desarrollado en un ambiente «constructivo», según fuentes diplomáticas, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha explicado a sus pares la propuesta de compromiso presentada por la Presidencia española del Consejo y que incluye una reducción mínima anual de la deuda para aquellos países cuyos pasivos superen el 60% del PIB, una de las peticiones recurrentes de países como Alemania desde el inicio de las negociaciones.

Tras la explicación inicial por parte de Calviño, los ministros han tomado la palabra para perfilar sus prioridades y diferencias en torno al texto de la presidencia en varias rondas de contactos en las que se han sucedido diferentes planteamientos con cambios al texto inicial de la Presidencia.

La propuesta exige una reducción anual del 1% del PIB para los países con una deuda por encima del 90%, como es el caso de España, mientras que plantea un ajuste del 0,5% para los socios con una deuda entre el 60% y el 90%.

También introduce un ‘colchón fiscal’ para los países con bajo déficit pero una alta deuda, a los que pedirá reducir el déficit para tener un 1,5% de margen por debajo del límite del 3% para tener espacio para responder a posibles ‘shocks’ económicos.

Por otro lado, se pedirá a los países que superen el valor de referencia del 3% de déficit, a los que se abrirá un procedimiento de déficit excesivo (EDP, por sus siglas en inglés), una senda de gasto neto corrector «coherente» con un ajuste anual mínimo de al menos el 0,5 por ciento del PIB.

Sin embargo, fuentes diplomáticas han señalado que el debate ahora es si el ajuste estructural de la deuda incluirá o no los intereses, mientras que Francia reclama «flexibilidades» sobre esta cifra, que pide rebajar al 0,3% para dejar más margen para reformas e inversiones ya que aseguran que es «el único punto que falta para acuerdo» tras una negociación «intensa» entre París y Berlín, protagonistas de los principales choques.

Fuentes comunitarias también afirman que los ministros son conscientes de la «urgencia» de acordar su posición antes de que acabe el año, ya que las nuevas reglas fiscales deberán continuar su trámite parlamentario antes de las próximas elecciones europeas y sería una «vergüenza» no lograrlo.