Investigadores chinos logran cultivar arroz en suelo salino

Los investigadores habían esperado una producción de alrededor de 4,5 toneladas por hectárea, dijo Wang Kexiang, director del departamento de tecnología del centro. “Los resultados de las pruebas estuvieron por encima de las expectativas”, dijo Liu Shiping, profesor de agricultura de la Universidad de Yangzhou, quien está revisando los resultados.

Ciertos tipos de arroz silvestre, que aún no han sido manipulados por humanos, pueden sobrevivir a la salinidad, aunque típicamente tienen una producción de entre 1,12 y 2,25 toneladas por hectárea. Yuan Longping, quien dirigió el experimento, dijo que está muy satisfecho con los resultados. Conocido como el “padre del arroz híbrido” de China, Yuan ayudó a establecer el centro de Qingdao en octubre de 2016.

El arroz es el alimento básico de China y la misión del centro es desarrollar un arroz viable comercialmente que sea tolerante al suelo salino y alcalino.

MAYORES BENEFICIOS PARA LA SALUD

Yuan comentó que el aumento de las cosechas puede alentar a los agricultores a cultivar más de ese arroz en el futuro. “Si un agricultor trata de cultivar ahora algunos tipos de arroz resistentes a la salinidad, muy probablemente obtendrán 1.500 kilogramos por hectárea. Esto no es lucrativo y ni siquiera vale la pena el esfuerzo”, dijo Yuan.

“Los agricultores tendrán incentivos suficientes para cultivar el arroz si duplicamos el rendimiento”, señaló Yuan.

Una mayor productividad también puede cambiar el panorama. China tiene alrededor de 100 millones de hectáreas de suelos salinos y alcalinos, de los cuales alrededor de una quinta parte pueden ser cultivados, dijo Yuan.

Millones de hectáreas en regiones húmedas del sur y sudeste de Asia son técnicamente adecuadas para la producción de arroz, pero no se cultivan o tienen cosechas muy reducidas debido a la salinidad y a suelos con problemas, señala el Instituto Internacional de Investigación sobre el Arroz, la organización de investigación líder dedicada a reducir la pobreza y el hambre a través de la ciencia del arroz, con sede en Filipinas.

El cultivo de variedades con tolerancia incorporada a la sal es considerado la estrategia económica y socialmente aceptable más prometedora, señaló el instituto. Teóricamente, el arroz en suelos salinos tiene beneficios agregados. El calcio y otros microelementos son abundantes en ambientes salitrosos, por lo que el arroz cultivado allí sería rico en microelementos.

Por otra parte, las bacterias patógenas tienen dificultades para crecer en tierras salinas y alcalinas, por lo que el arroz que se cultiva en esos terrenos tiene menos probabilidades de estar expuesto a plagas y, por lo tanto, se utilizarían menos pesticidas, declaró el Dr. Yang Hongyan del centro.

Loading...