La cotización de Hermès en máximos de 5 años: rompe la barrera de los 500 euros por acción

15

La cotización de Hermès Internacional ha roto la ansiada barrera de los 500 euros por acción en la Bolsa de París y se aleja a pasos agigantados de sus competidores. De esta manera, las acciones de la firma gala están en máximos de cinco años. Los inversores han premiado la creación de sinergias propias dentro de la compañía, así como los resultados anuales récord en 2017 y el dividendo extraordinario de 5 euros por acción.

Hermès es un clásico y, al parecer, una apuesta segura para los inversores que confían en la marca que comenzó haciendo sillas de montar. Más de 500 euros por acción, máximos de cinco años, y una diferencia de entre 200 euros y 300 euros con respecto a Dior, Gucci o Louis Vuitton, sus principales competidores.

Cotización de Hermès a cierre de mercado

La compañía cerró con un beneficio neto de 1.220 millones de euros en 2017, un 11% más que un año antes. Por su parte, las ventas sumaron un total de 5.549 millones de euros, caso un 7% más. Mientras que el margen de explotación se situó en el 34,6% de sus ventas, gracias al sobresaliente resultado obtenido por el éxito de las colecciones y los elevados niveles de productividad de los centros de producción.

Borja Matilla, analista de Hanseatic Brokerhouse, señala a OKDIARIO que la clave de la confianza de los inversores y este rally del valor se encuentra en haberse “adelantado a la competencia a la creación de sinergias propias dentro de su propio país”. Un hecho, relata, que ha generado de manera “directa e indirecta una reducción en sus costes de producción y en sus costes de logística al acercar el producto al consumidor”.

La firma gala levantará una nueva fábrica en suelo galo dedicada a la producción de accesorios en piel -que suponen un gran peso en su facturación- y la talabartería. Se trataría de la tercera factoría de la compañía en Francia, se ubicará en la localidad de Allan, en la frontera con Suiza, según ha informado WWD.

Los otros dos centros se sitúan en Seloncourt y Hèricourt, con la nueva apertura la plantilla ascenderá a casi 800 personas, según la publicación especializada.

En definitiva, Hermès se ha adaptado a los momentos actuales y a los tiempos que reclaman los consumidores impacientes recortando los plazos de entrega. Matilla matiza que esto es “muy importante actualmente, un momento en el que el tiempo es oro y el consumidor final cada vez quiere tener en su poder el producto lo antes posible”.

El secreto, si es que lo hay, según el experto, “es mantener la satisfacción plena del consumidor y hoy día esto está viviendo una importancia superlativa en el que el ecommerce, de alguna manera lo podemos definir coloquialmente como la compra de tiempo por parte del cliente”.

Por su parte, Victoria Torre, analista de Self Bank, explica que gran parte de la visión positiva de Hermès es “debido a la expansión de su segmento de cuero, apoyado por el ‘ready to wear‘ y el calzado”.

Con respecto a las ventas, que también han crecido, Torre señala que “Asia está ganando mucho terreno, alcanzando una cuota del 48%, debido a aumento de una demanda renovada”. Además, apunta que también hay un “buen desempeño en Europa y parece que se está abriendo camino en EE.UU”.

Además, apunta Matilla, el gigante “Amazon está rediseñando el ecommerce por completo y lo estamos viendo en todos los sectores”. Ni siquiera el lujo se escapa de la reinvención, pero esta adaptabilidad es vista por los analistas como un punto positivo, pues el comercio ‘en línea’ supuso un 9% del mercado.

No obstante, según señala la experta, aunque los llamados ‘Millenials’ son “un grupo importante para Hermès, no forma parte de su modelo de negocio diseñar y fabricar productos para ninguna tipología de consumidor”. Una estrategia que, a juicio de Torre, “es una ventaja”, pues cree que es “menos susceptible a los movimientos de tendencia que posee la marca, frente a algunos de sus competidores más directos”.

Su estrategia, asegura la analista, es la creación de valor por medio de la “exclusividad, la experiencia del consumidor y la innovación”. Tres ingredientes que han llevado a Hermès a colocarse en el puesto número 44 de las marcas más valoradas del mundo según Millward Brown´s Brand. Un ranking que está actualmente encabezado por Google y Apple, en este orden.

Con un récord de beneficio en 2017, Hermès va a llevar a su próxima Junta General de Accionistas el 5 de junio el reparto de un dividendo anual de 4,10 euros/acción, un dividendo provisional de 1,5 euros que ya se abonó el pasado 22 de febrero. También planteará la oportunidad de abonar un dividendo extraordinario de 5 euros por acción.

Torre cree que esta política de remuneración al accionista, es “una manera de hacerles partícipes de su tesorería, mostrando a priori, una imagen positiva al mercado”.

Matilla, por su parte, cree que, efectivamente, el reparto de dividendos “no deja de ser una mera forma de mantener contento al inversor, pues posiblemente la mejor manera de crecimiento o de indicios de crecimiento es la reinversión en uno mismo o incluso en la recompra de acciones”.

Desde Self Bank, creen que el reto del valor “es mantener esta revalorización que inició a raíz del que ha sido su principal catalizador, la publicación de sus resultados”. Más precavido se muestra Matilla: “Ante valores con tanto crecimiento en tan poco tiempo, sigo siendo algo escéptico ya que todo lo que sube muy rápido, tiende a caer a la misma velocidad”.