Inicio Actualidad Económica La deuda pública cerró 2023 en máximos históricos, con un agujero de...

La deuda pública cerró 2023 en máximos históricos, con un agujero de 1,574 billones, pese a la bajada en términos porcentuales

La deuda pública cerró 2023 en máximos históricos, pese a que el Gobierno se siga escudando en su bajada porcentual en términos de PIB para hablar de un saneamiento de las cuentas públicas. En concreto, según los datos del cuarto trimestre de 2023 publicados este miércoles por el Banco de España, el agujero público alcanzó los 1,574 billones de euros, frente a los 1,503 billones con los que cerró 2022, un 4,7% más. Estas cifras esconden un gasto público disparado que empuja la economía española y engrosa el agujero de las Administraciones, mientras que la productividad tira poco o nada del crecimiento español. En consecuencia, el PIB español avanzó en 2023 un 2,5%, frente al 6,4% de 2021 y al 5,8% de 2022.

Otra cosa son los datos en términos porcentuales, en los que la deuda de las Administraciones Públicas sí que logró reducirse en 2023 hasta el 107,7% del PIB, lo que supone una caída de 3,9 puntos porcentuales respecto al cierre de 2022, de 17,6 puntos respecto al máximo marcado durante la pandemia (125,3% del PIB en el primer trimestre de 2021) y de cuatro décimas por debajo de la previsión del Gobierno (108,1% del PIB). La disminución de la ratio deuda fue superior en 0,4 puntos a la prevista en el Plan Presupuestario, con lo que el Ministerio de Economía que dirige Carlos Cuerpo da por cumplido su objetivo de reducción establecido.

Sin embargo, los datos demuestran que sólo se ha logrado reducir el tamaño porcentual de esta deuda gracias al crecimiento de la economía y a la mejora de los ingresos, no porque el Ejecutivo haya reducido el gasto, al contrario, éste ha seguido creciendo exponencialmente. Pese a ello, el titular de Economía anunció el pasado mes de febrero que se espera que la deuda pública de España siga su tendencia a la baja hasta situarse en el 106,3% del PIB al finalizar 2024.

De este modo, el saldo de la deuda del Estado se elevó a 1,434 billones de euros, lo que representa un 98,1% del PIB, con un incremento interanual del 5,5%. Mientras, el saldo de deuda de la Seguridad Social se situó en 116.000 millones, un 7,9% del PIB y un 9,4% más que un año antes, debido al incremento de los préstamos concedidos por el Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social para financiar su desequilibrio presupuestario, básicamente ligado a la financiación del deficitario sistema de pensiones.

Por lo que respecta a las Administraciones Territoriales, la deuda de las comunidades autónomas creció hasta los 325.000 millones de euros a cierre del pasado ejercicio, un 22,2% del PIB, con un aumento interanual del 2,6%. Mientras, la deuda de las Corporaciones Locales se situó en 23.000 millones de euros en el cuarto trimestre de 2023, lo que representa un 1,6% del PIB y supone un 1,2% más que el saldo registrado un año antes.