La economía china se adapta a las nuevas tendencias de consumo

Y NetEase no es la única que está cambiando para adaptarse a los cambios en la demanda de sus clientes. De acuerdo con un informe emitido conjuntamente por el gigante del comercio electrónico JD.com y la firma de estudio de datos Analysys, los consumidores chinos se están volviendo cada vez más racionales en su comportamiento a la hora de comprar en línea, y tienden a centrarse más en la experiencia de compra como tal que solamente en los precios bajos. Las empresas están actuando rápidamente en respuesta a esos cambios. MIJIA, un sitio web de comercio electrónico en línea lanzado por el ya reconocido fabricante de teléfonos móviles Xioami, vende productos seleccionados, particularmente dispositivos inteligentes y electrodomésticos, para satisfacer la demanda de los consumidores que buscan una calidad alta.

Por su parte, este año Tmall, de Alibaba, cambió su eslogan de “Es suficiente comprar en Tmall” a “Ven a Tmall por una vida ideal”, lo que refleja una tendencia hacia artículos de mejor calidad.
“Las compañías de comercio electrónico de China están subiendo gradualmente en la cadena de suministro, fabricando productos de alta calidad ellas mismas. En el futuro esta será una tendencia importante para las ventas al por menor en Internet”, señaló Analysys en otro informe de investigación.

Además de las actualizaciones de calidad, los gigantes chinos del sector también están siguiendo con atención a las tiendas físicas de ventas minoristas, intentando integrar las experiencias del cliente en línea y fuera de línea mediante los macrodatos. Las compras en Internet de China están experimentando un crecimiento robusto, con ventas minoristas que en los primeros cinco meses de 2017 llegaron a 2,47 billones de yuanes, lo que supuso un aumento interanual del 32,5 por ciento.

Sin embargo, los productos físicos vendidos en línea representaron apenas el 13,2 por ciento de las ventas al por menor totales en el mismo periodo, según el Buró Nacional de Estadísticas. Eso deja a Alibaba y otras firmas del sector un lucrativo mercado fuera de línea que está relativamente inexplotado. En un discurso pronunciado el año pasado, el fundador de Alibaba, Jack Ma, formuló el concepto de la “nueva venta minorista”, que tiene como objetivo eliminar la diferencia entre los comercios en línea y aquellos sin conexión, a través de servicios racionalizados desde la compra hasta el pago y la entrega.

Desde entonces, Alibaba ha incursionado en docenas de negocios en el sector minorista fuera de línea, por ejemplo con un acuerdo de intercambio de acciones con el Grupo Comercial Suning, especializado en la venta de electrodomésticos, y un acuerdo de privatización para fusionarse con la cadena minorista de tiendas físicas Intime. La inversión en locales físicos permite a las empresas de comercio electrónico integrar de mejor forma sus datos recogidos fuera de línea para crear perfiles de consumidores más sofisticados, ofreciendo, de esta forma, experiencias de compra personalizadas, según diversos analistas.

Loading...