Inicio Actualidad Económica La libra esterlina sostuvo sus ganancias ayer mientras los mercados se preparan...

La libra esterlina sostuvo sus ganancias ayer mientras los mercados se preparan para el posible anuncio de otra ronda de flexibilización del confinamiento

En el cómputo de los índices, una cifra inferior a 50 indica un decrecimiento de la actividad económica respecto al mes anterior. Dado que los índices previos se recuperaron de mínimos históricos en abril, el incremento de los datos de junio era prácticamente inevitable. Sin embargo, el sector manufacturero alemán, una industria clave en la Eurozona, reflejó el menor de los avances, de 36.6 a 44.6, ubicándose aún en terreno contractivo. Bajo cualquier análisis, todos los subíndices superaron las expectativas del mercado, aunque a todas luces la economía europea continúa en un estado débil. La respuesta de política ante esta situación continuará siendo el elemento más decisivo para la moneda única en medio de este contexto.

El billete verde ha tenido un inicio de sesión volátil, siguiendo el rápido giro en la comunicación de la Casa Blanca sobre el estado del acuerdo comercial entre EE.UU. y China. El asesor de Donald Trump, Peter Navarro, confundió a los inversores al comentar en una entrevista con Fox News que el pacto bilateral “está terminado”. La línea, “sacada ampliamente de contexto” según comentó el asesor más tarde, originó una caída de 1,6% del índice bursátil S&P500 y debilitó al yuan cerca de un 0,4%. Los movimientos del mercado fueron rápidamente corregidos por las declaraciones de Donald Trump, quien insistió que el acuerdo comercial está “completamente intacto”, neutralizando la especulativa sobre una posible ruptura bilateral. La instantánea reacción del mercado y la rápida respuesta de Donald Trump ponen en evidencia cuán sensible es la economía global a la evolución de las relaciones comerciales entre las dos mayores economías mundiales.

El asunto toma especial relevancia después de que ambas partes han incrementado la rivalidad por temas diversos como el manejo de la pandemia, el tratamiento de la base financiera de Hong Kong y la industria tecnológica. La sesión avanzada marcada por la debilidad del billete verde frente a sus principales pares, y más tarde se pondrá a prueba con la publicación de los índices de compras de gerentes en el mes de junio.

La libra esterlina sostuvo sus ganancias ayer frente a sus principales pares, mientras los mercados se preparan para el posible anuncio de otra ronda de flexibilización de las medidas de confinamiento en el día de hoy. Los medios señalan que Boris Johnson podría indicar la apertura de museos y bares en los próximos días, al tiempo que limita la restricción de la distancia interpersonal de 2 metros.

Las medidas vendrían acompañadas de una gradual recuperación de las cifras del Covid-19, y al mismo tiempo, siguen una sesión dominada por un mensaje de advertencia del Banco de Inglaterra sobre el carácter temporal del actual programa de expansión cuantitativa. La publicación de los índices de compras de gerentes marcarán el pulso del resto de la sesión. Los mercados anticipan que los índices de junio podrían rebasar la marca de 50, que marca el umbral de crecimiento de la actividad económica. Aunque la libra podría recibir el impulso de tales datos, debe notarse que estos índices reflejan un avance relativo a niveles extraordinariamente bajos, por lo que los datos deberán leerse con cierta cautela.

El peso mexicano encabeza esta mañana el ranking de ganancias de monedas emergentes frente al dólar, después de corregir las pérdidas ante el error de comunicación de Peter Navarro. La divisa ha mostrado una aguda sensibilidad a los cambios de sentimiento en el mercado, siendo una de las oportunidades de carry trade preferida por los inversores. En el día de hoy, el peso parece encaminarse a otra sesión de avances, en tanto los comentarios de Donald Trump calmaron las preocupaciones sobre el estado del acuerdo comercial entre EE.UU. y China y estimularon el apetito por el riesgo. En el calendario doméstico se mostrarán las reservas internacionales semanales, aunque esta publicación podría tener poco impacto frente a la narrativa dominante del día. Los índices de compras de gerentes norteamericanos serán más observados, debido a que el peso mexicano opera a merced de la evolución económica de su principal socio comercial y el sentimiento general del mercado.