Inicio Actualidad Económica La libra lidera las pérdidas en el panel del G10 tras el...

La libra lidera las pérdidas en el panel del G10 tras el flojo dato de ventas minoritas de Londres

Hoy, la libra esterlina sigue sometida a una presión considerable frente al dólar, cotizando en mínimos no vistos desde el 6 de mayo. La caída de hoy del 0,4% de la libra frente al dólar sigue acumulando la inercia a la baja que observamos desde la reunión de la Fed del miércoles, con el par GBPUSD cayendo también un 0,45% en la jornada de ayer. Los datos macroeconómicos de esta mañana tampoco han servido para ayudar a la libra, con las ventas minoristas intermensuales contrayéndose en mayo, con el dato general 1,4% intermensual y el subyacente contrayéndose incluso más, 2,1%. Esta contracción en los volúmenes de las ventas minoristas se debe en gran parte a la caída de las ventas en la alimentación al cambiar los consumidores sus compras de los supermercados y charcuterías a los restaurantes tras la fase de reapertura del 17 de mayo. Aunque las ventas minoristas totales se mantienen por encima de los niveles de antes de la pandemia, están apareciendo algunas áreas de debilidad en la recuperación económica del Reino Unido. Lo que se podía apreciar también en la publicación de la ONS (la Oficina Nacional de Estadística), cuyos indicadores económicos en tiempo real mostraron que las reservas en restaurantes, las visitas a los comercios y el gasto agregado en tarjetas de crédito y débito, eran todos moderados. Mientras que el movimiento de los precios de la libra se mantuvo centrada durante la jornada de ayer en la dinámica del USD, las grandes pérdidas sufridas esta mañana podrían deberse a estas áreas de debilidad que empiezan a aparecer en los datos macroeconómicos.

La sesión de ayer estuvo ampliamente dominada por la continua apreciación del USD puesto que los mercados siguen digiriendo la última decisión del FOMC. El índice DXY subió en medio punto porcentual durante la jornada, con la presión haciéndose patente en los mercados de valores en todo el mundo y en las materias primas denominadas en dólares. El dólar continuó escalando hasta niveles más altos pese a la inesperada subida de las peticiones iniciales de desempleo para la semana del 12 de junio. Los mercados no se fijaron demasiado en los datos sobre desempleo semanal puesto que la subida para volver a niveles por encima de los 400.000 no fue lo suficientemente amplia como para desatar los nervios sobre una posible ralentización o incluso interrupción de la senda de recuperación del mercado laboral. Este último pico en esta serie de datos tan volátil se produjo tras seis semanas de ganancias consecutivas. Hoy, los mercados siguen cotizando con bastante volatilidad manteniendo el centro de atención en el índice ponderado del dólar. Mientras que los mercados emergentes de Forex empiezan a estabilizarse según se van calmando los mercados de renta fija en EE. UU., el dólar sigue avanzando frente a las divisas del G10. Las monedas con una beta más elevada, como el dólar australiano y el dólar neozelandés lideran las pérdidas, mientras que el euro y la corona noruega cotizan relativamente planas tras las considerables pérdidas sufridas ayer. Al no contar con eventos macroeconómicos para EE. UU. en la agenda de hoy, las oscilaciones del dólar seguirán estando impulsadas por el sentimiento general de los mercados, con los operadores tratando de establecer nuevos precios que se ajusten a su visión con respecto a las últimas indicaciones de la Fed.

El dólar canadiense siguió cayendo durante la sesión de ayer al recibir el loonie dos golpes consecutivos de un dólar más fuerte. En primer lugar, la subida del billete verde no hizo prisioneros ayer dentro del entorno del G10, de forma que el dólar canadiense tuvo que deshacer parte de sus últimas ganancias para mantener sus niveles con relación al resto del G10. Además, un dólar más fuerte se hizo sentir sobre los mercados de materias primas denominados en dólares y el cobre vivió su peor semana desde el principio de la pandemia. El crudo WTI también sigue sintiendo la presión mientras trata de aferrarse al límite de los 70 $ por barril. Mientras el dólar canadiense sigue cotizando hoy a la defensiva, el 1,77% que ya ha perdido durante la semana hace que la divisa canadiense esté a punto de cerrar su peor semana desde finales de marzo, cuando el pico de operativa reflacionaria se hizo sentir en todos los mercados y la subida de las rentabilidades de los bonos estadounidenses apoyaron al dólar.

Publicidad