Inicio Actualidad Económica La Seguridad Social registra déficit de 363 millones hasta febrero pese a...

La Seguridad Social registra déficit de 363 millones hasta febrero pese a ingresar un 8,1% más por cotizaciones

La Seguridad Social registró un déficit de 363 millones de euros en los dos primeros meses del año, el equivalente al 0,02% del PIB, tras ingresar en este periodo 31.317 millones de euros, un 7,5% más, frente a unos gastos por valor de 31.680 millones (+10% interanual), según los datos publicados este miércoles por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanza los 30.621 millones de euros, con un incremento del 10,1% respecto al ejercicio anterior, mientras los pagos presentan un aumento del 10,4 %, hasta alcanzar los 31.515 millones de euros.

Este saldo negativo de la Seguridad Social se ha producido a pesar de que el sistema ingresó hasta febrero 26.891 millones de euros por cotizaciones, un 8,1% más que en el mismo periodo de 2023 (2.020 millones más) y un 33,8% más en comparación con 2019, último ejercicio no afectado por la pandemia.

Los ingresos procedentes del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), en vigor desde enero de 2023, procuraron 543,04 millones de euros en los dos primeros meses de este año, el doble que en igual periodo de 2023.

La subida de los ingresos por cotizaciones hasta febrero se vio impulsada por las cuotas de los ocupados, que se incrementaron un 8,3% interanual, hasta los 25.280 millones de euros, «gracias al aumento de afiliados a la Seguridad Social», mientras que las efectuadas por los desempleados aumentaron un 5,2% (79 millones de euros más), hasta los 1.610 millones de euros.

Las transferencias recibidas por la Seguridad Social ascendieron a 4.096 millones de euros, con un aumento interanual del 2,4%. La partida más significativa correspondió a las transferencias recibidas del Estado y Organismos Autónomos que sumaron un total de 3.369 millones (un 0,8% más).

Por el lado del gasto, las prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron 29.889 millones, un 9,8% más que en el mismo periodo de 2023. Esta cifra representó un 94,3% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 27.253 millones, correspondieron a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento de un 9,5%.

En un análisis detallado del área contributiva, el gasto en pensiones (incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad, en favor de familiares y complementos de pensiones contributivas para la reducción de la brecha de género) se incrementa un 8,4% hasta los 24.022 millones de euros, debido al aumento del número de pensionistas (1,2%), a la elevación de la pensión media (5%), así como a la revalorización general del 3,8% de las pensiones contributivas en el ejercicio 2024.

Respecto a los subsidios de incapacidad temporal, el gasto total aumentó un 19,2% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 2.393 millones de euros, mientras las prestaciones por nacimiento y cuidado de menor, corresponsabilidad en el cuidado del lactante, riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad ascendieron a 707 millones (un 13,1% más).

Las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos por mínimos de las pensiones contributivas, alcanzaron los 2.636 millones de euros, un 13,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Este incremento se explica fundamente en la revalorización general del 6,9% establecida para el ejercicio 2024.

Datos de 2023

El Ministerio ha hecho también públicos este miércoles los datos del conjunto de 2023. En su conjunto, las cuentas de la Seguridad Social presentaron a cierre de 2023 un saldo negativo de 8.627 millones de euros, equivalentes al 0,59% del PIB. En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanzó entre enero y agosto los 133.828 millones de euros, un 11,5% más, en contraste con unos gastos por valor de 133.461 millones, un 9,8% más que en el mismo periodo del año pasado. Los ingresos por cotizaciones sociales subieron un 10,3% en el año, su mayor ritmo desde 2004, hasta alcanzar los 154.633 millones de euros.