Inicio Actualidad Económica La solidez de las nóminas no agrícolas y las ordenes ejecutivas de...

La solidez de las nóminas no agrícolas y las ordenes ejecutivas de alivio económico hacen más complejo el debate parlamentario sobre el paquete de rescate en EE.UU

El billete verde avanzó el pasado viernes frente a sus principales pares, después de que el reporte de nóminas no agrícolas imprimió un balance más sólido de lo esperado en julio. En el mes se recuperaron 1763 mil puestos de trabajo, de los 1480 mil esperados; lo que relajó la tasa de desempleo a 10.2%, de 11.1% previamente. Sin embargo, el entusiasmo del mercado tras la publicación del dato tuvo un impacto mixto, ya que una aparente recuperación del mercado laboral atenta contra el incremento del estímulo fiscal en los EE.UU.

En materia fiscal, las apuestas siguen siendo muy riesgosas. Mientras demócratas y republicanos siguen divididos en el debate sobre el próximo paquete de ayuda, Donald Trump puso en marcha cuatro órdenes ejecutivas para garantizar las ayudas económicas más apremiantes por la pandemia. Entre estas, se extendió la entrega de los beneficios al desempleo, ahora de $400 semanales de los $600 semanales vencidos a finales de julio-; y la exención de impuestos a la renta de algunos trabajadores. Estas acciones complican las discusiones parlamentarias sobre el paquete de estímulo, que deberán continuar a lo largo de esta semana sin un desenlace aún claro.

La libra esterlina ha ganado poca tracción frente al billete verde y apenas muestra beneficios marginales frente al euro. La divisa se prepara esta semana para el reporte preliminar de contracción de la actividad económica en el segundo trimestre del año, que estuvo marcado en su totalidad por medidas de confinamiento y clausura de negocios no esenciales. El consenso registrado en Bloomberg sugiere un colapso de un 20.7% en secuencia trimestral, ligeramente peor que el pronóstico lanzado por el Banco de Inglaterra la semana pasada. El mercado laboral captará amplia atención del mismo modo, con los reportes de julio agendados para el próximo martes. Una encuesta empresarial reveló recientemente que 1 de cada 3 negocios planea recortar personal cuando expiren los subsidios salariales del gobierno, aunque la mitad de las empresas encuestadas indicó planes de contratación de nuevo personal en los próximos tres meses

El peso mexicano recuperó en el día todas sus pérdidas frente al dólar el pasado viernes, cuando una lectura mejor de lo esperada de las nóminas no agrícolas norteamericanas provocó una corrección alcista de la moneda mexicana tras el repunte inicial del dólar. Las acciones ejecutivas puestas en marcha por Trump para insertar estímulo temporal en los EE.UU. también juegan en favor de grandes socios comerciales como México, aunque la notable incertidumbre sobre el próximo paquete de estímulo fiscal añade amplios riesgos a la economía azteca.

Las monedas de mercados emergentes enfrentan un mes turbulento, marcado por el incremento de las tensiones entre EE.UU. y China y los amplios movimientos de la lira turca. El peso mexicano, aunque se ha mantenido operando dentro del actual rango en los últimos meses, ve reflejada esta volatilidad implícita en el incremento de los costos de cobertura en el mercado de futuros. Esta semana, el evento crucial para la divisa estará protagonizado por el Banco de México, con un posible recorte de los tipos de interés de 50 puntos básicos. Mirando hacia adelante, el peso comenzará a ser cada vez más sensible a la carrera presidencial de los EE.UU. y a la evolución de la economía doméstica.