Inicio Actualidad Económica Las agencias mantienen la solvencia de España

Las agencias mantienen la solvencia de España

La agencia S&P acaba de ratificar el rating de España en A con perspectiva estable, “lo que demuestra la solidez de fondo de la economía española”, según han manifestado fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. En su informe, la agencia resalta la buena trayectoria de crecimiento económico y de reducción de desequilibrios de los últimos años y aunque reconoce que el Covid va a tener un impacto en la economía española, “resalta que el crecimiento acumulado entre 2020 y 2021 será prácticamente similar al que se registraría sin el impacto del Covid”, indican las mismas fuentes. También Moody’s mantiene la nota ‘Baa1’ de España con perspectiva estable. Moody’s volverá a evaluar el rating soberano de España el próximo 18 de septiembre.

Según la regulación europea en vigor desde 2014, las agencias de calificación están obligadas a publicar un calendario con las fechas previstas para la actualización de las notas de solvencia soberana y la perspectiva de las mismas.

En este sentido, la normativa sobre agencias de rating requiere a las entidades que tales fechas sean viernes y que sus anuncios tengan lugar fuera del horario regulado de negociación en los mercados europeos

Hasta la irrupción de la pandemia en España, la agencia S&P Global, tenía asignada a la deuda soberana a largo plazo de España una nota ‘A’ con perspectiva estable. Por su parte, Moody’s también mantiene sin cambios para este viernes, tras el cierre de mercados en Estados Unidos, la actualización del rating ‘Baa1’ con perspectiva estable. S&P Global rebajó a principios de marzo su previsión de crecimiento para España en 2020 hasta el 1,3% por el impacto del Covid-19, aunque el pasado martes la agencia anticipaba ya una recesión en la eurozona, con una contracción en 2020 del PIB de entre medio punto y un punto porcentual, frente a la previsión de principios de marzo de una expansión del 0,5%, lo que dejaba entrever la posibilidad de una rebaja de las previsiones de crecimiento de S&P para España.

De hecho, la agencia Fitch, que evaluará el rating ‘A-/Estable’ que asigna a la deuda española el próximo 12 de junio, revisó ayer su previsión de creicmiento para España hasta un -0,8% en 2020 como consecuencia del impacto del brote de corovirus Covid-19, mientras que en 2021 habrá un rebote al 2,4%. Según Fitch, el PIB español crecerá un 1% en el primer trimestre en términos internanuales, aunque el país entrará en recesión por los datos de los siguientes trimestres. Entre abril y junio, la economía caerá un 2%, mientras que la contracción será del 1,6% y del 0,5% en los dos últimos trimestres del año, respectivamente.

Por su parte, S&P Global Ratings y Moody’s volverán a coincidir el próximo 18 de septiembre en su segunda evaluación de 2020 de la nota de solvencia de España, mientras que la canadiense DBRS, que el pasado 6 d emarzo confirmó su nota ‘A’ con perspectiva positiva, tiene previsto un segundo examen del rating español para el próximo 4 de septiembre. En el caso de Fitch, la agencia efectuará su segundo y último examen de solvencia de España el 11 de diciembre de 2020.

Según la regulación europea en vigor desde 2014, las agencias de calificación están obligadas a publicar un calendario con las fechas previstas para la actualización de las notas de solvencia soberana y la perspectiva de las mismas. En este sentido, la normativa sobre agencias de rating requiere a las entidades que tales fechas sean viernes y que sus anuncios tengan lugar fuera del horario regulado de negociación en los mercados europeos En este sentido, la normativa sobre agencias de rating requiere a las entidades que tales fechas sean viernes y que sus anuncios tengan lugar fuera del horario regulado de negociación en los mercados europeos