Inicio Actualidad Económica Las ETT podrían sacar del paro a más de un millón de...

Las ETT podrían sacar del paro a más de un millón de personas

El aumento de un punto porcentual en la penetración de las empresas de trabajo temporal implicaría que 1,3 millones de personas saldrían de una situación de riesgo de pobreza o exclusión social en España, según recoge Randstad Research en su informe «Propuestas para impulsar el mercado laboral español». La tasa de presencia hace referencia a la proporción de trabajadores a los que las empresas de RR HH han integrado en el total de puestos existentes del mercado laboral en un país. España, con un 0,77%, es uno de los países europeos que está a la cola de este indicador.

«Aumentar en un punto porcentual el nivel de presencia de las empresas de recursos humanos supondría que 483.000 jóvenes más tendrían empleo, 66.000 jóvenes saldrían del desempleo y 89.000 personas de más de 55 años dejarían de estar en paro», según señaló el director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, en la presentación del informe. Asimismo implicaría una reducción de la pobreza del 2,95%, que 412.000 personas entre 45 y 54 años mejorarían su nivel de competencias digitales, que 400.000 personas entre 34 y 44 años contarían con estudios de FP, permitiría el desarrollo de la clase media de casi un punto porcentual, mientras que casi un 40% del total de menores de 30 años lograría tener un empleo y 66.000 abandonarían el desempleo.

Según datos de la Confederación Mundial del Empleo (WEC, por sus siglas en inglés), la presencia de empresas de recursos humanos está estrechamente relacionada con la reducción en las tasas de desempleo y de empleo informal. En aquellos países en los que estas empresas están más presentes, las tasas de desempleo y empleo informal son menores y se incrementa el número de horas trabajadas. En países como Austria, Países Bajos y Alemania, donde las empresas de RR HH están más presentes, las tasas de empleo informal son menores (por debajo del 9%).

Hoja de ruta

Randstad propone cinco ejes de actuación para impulsar el mercado laboral español, cuya tasa de paro continúa siendo superior a los niveles de hace 20 años (11,8% según datos del tercer trimestre de 2023), mientras que la tasa de desempleo juvenil es la más alta de toda la Unión Europea (27,8%). Ejes centrados en fomentar la especialización del talento y la productividad laboral, fortalecer la colaboración público-privada, incentivar la inclusión de poblaciones vulnerables, favorecer la mayor presencia de las empresas de recursos humanos y ampliar las herramientas de flexibilidad con una mayor diversidad en las formas de contratación. «La especialización del talento tiene efectos en la productividad –indicador relacionado con la creación de puestos de trabajo de calidad y salarios elevados–, y permitiría al mercado laboral español crecer más rápido y de forma sostenible. No obstante, la productividad del mercado español se encuentra en tasas negativas, al caer un 1,1% en 2023. Por este motivo, Randstad propone centrar esfuerzos para incorporar trabajadores a segmentos de alto crecimiento, como ingeniería, finanzas, sanidad y TI», explicó Luis Pérez.

Otra de las propuestas de la compañía es fortalecer la colaboración público-privada para cualificar y recualificar el talento. Según la WEC, existe una correlación entre la intensidad de la colaboración entre consultoras privadas y estatales, y la reducción en la tasa de paro, debido a que este tipo de consultoras tienen la capacidad de cualificar el talento según las necesidades de las usuarias. Así, los países que aplican este enfoque colaborativo pueden contribuir a la eficacia de las políticas públicas al poner en común las redes, experiencia y recursos en materia de cualificación y recualificación.

La escasez de talento ha hecho que la equidad sea un imperativo estratégico para las empresas. No obstante, las comunidades desfavorecidas siguen teniendo un acceso limitado al mercado laboral, a la educación y a la mejora de las cualificaciones. Por ello, la compañía de RR HH defiende la creación de un terreno de juego equilibrado, en el que se incentive la inclusión de poblaciones vulnerables en el mercado de trabajo, que sería beneficioso tanto para profesionales como para empresas al abrir nuevas fuentes de talento y conducir a una mano de obra más innovadora, eficaz y productiva.

Otro aspecto que Randstad considera clave para mejorar el mercado laboral es la ampliación de las herramientas de flexibilidad tanto para las empresas como para los trabajadores, ya que, según la compañía, los mercados laborales que cuentan con diversas formas de contratación son más estables y cuentan con un menor grado o nivel de informalidad, lo que impulsa el crecimiento económico y abre oportunidades para quienes necesitan empleo de calidad.

Entorno incierto

Respecto a las expectativas del mercado laboral de cara a 2024, Valentín Bote, director de Randstad Research, vaticinó en declaraciones a este periódico que la «suave desaceleración que se está produciendo en el crecimiento económico se trasladará al empleo. También el reciente acuerdo alcanzado por el Gobierno de subir el SMI un 5% y su anuncio de reducir la jornada laboral, implicarán una pérdida de productividad por la subida de los costes a las empresas, lo que afectará a la creación de empleo». Bote adelantó que el empleo perderá ritmo este año e incluso el que viene, con unas tasas de paro que se mantendrán en torno al 11%.

No solo la subida del SMI y la reducción de jornada harán que el mercado laboral pierda fuelle, también la fiscalidad sobre el trabajo afectará a la creación de empleo, lamentó Valentín Bote. Asimismo, el aumento de las cotizaciones sociales está llevando a un aumento de la economía sumergida en España, que alcanza ya el 15,8% del PIB, la segunda cifra más alta de las grandes economías europeas, recuerda Randstad en su informe, poniendo en peligro la sostenibilidad de los sistemas de protección social.