Inicio Actualidad Económica Las grandes inmobiliarias aplazan el cobro de los próximos pagos por el...

Las grandes inmobiliarias aplazan el cobro de los próximos pagos por el coronavirus

AEDAS Homes, Habitat, Metrovacesa, Neinor y Via Célere buscan ayudar a sus clientes ante el impacto de la pandemia

El sector inmobiliario ha salido en auxilio de sus clientes ante el parón económico provocado por el coronavirus. Con el fin de colaborar “con la economía familiar de sus clientes”, las principales promotoras del sector AEDAS Homes, Habitat Inmobiliaria, Metrovacesa, Neinor Homes y Vía Célere, “conscientes de la gravedad de la situación, han acordado conjuntamente aplazar el cobro de los próximos dos pagos a cuenta de los clientes que así lo deseen”, según han explicado en un comunicado conjunto.

Con esta medida, las principales promotoras de viviendas de España buscan “contribuir a minimizar, en la medida de lo posible, los efectos económicos negativos que puedan estar sufriendo sus clientes a causa de la crisis sanitaria global provocada por el Covid-19. Sin duda, es una iniciativa de responsabilidad y compromiso social que busca tener un impacto positivo en las familias”, han asegurado las compañías.

Proyectos en marcha

Los promotores de la iniciativa suman miles de viviendas “prevendidas” y actualmente en construcción y pendientes de entrega a sus compradores. En este sentido, fuentes de las compañías indicaron a Europa Press que todas ellas mantienen en marcha las obras de edificación de todas las promociones, habiendo tomado y aplicado, tanto ellas como las constructoras que las ejecutan, todas las medidas de seguridad y prevención fijadas por las autoridades sanitarias.

El acceso a la vivienda es uno de los aspectos que más se están tratando de proteger tras la expansión del coronavirus. El real decreto aprobado por el Gobierno que declara el estado de alarma prevé medidas para proteger a los deudores hipotecarios más vulnerables, como es la moratoria en el pago de sus hipotecas para evitar la pérdida de sus viviendas. El real decreto-ley recoge esta moratoria de deuda hipotecaria para adquisición de vivienda habitual, y matiza que está dirigida únicamente para “quienes padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del Covid-19”.