Las inversiones inmobiliarias no residenciales movieron 6.230 millones

27

Por su parte, el sector hotelero representó el 23% del mercado (1.433 millones de euros) y el logístico el 9,5% restante (590 millones de euros).

“El sector inmobiliario está alcanzando niveles de máximo volumen en cuanto al precio final de las operaciones debido a la descompensación entre la demanda existente y la oferta disponible, lo que genera que los precios suban y la rentabilidad de los activos sea menor”, indica Miquel Laborde, socio fundador de Laborde Marcet.

Si se centra el análisis en el segundo trimestre del año, las cifras muestran un descenso inter trimestral. Así, en el período abril-junio se movieron un total de 2.710 millones de euros en operaciones inmobiliarias no residenciales, un 23% menos que en el primer trimestre, cuando se llegó a la cantidad de 3.520 millones de euros.

Por sectores, en el segundo trimestre el retail representó el 41,5% de las inversiones (1.124 millones de euros) seguido del sector oficinas, que aglutinó un 26,6% (720 millones de euros). Por su parte el sector hotelero acaparó un 24% del total (650 millones de euros) mientras que el sector logístico el 7,9% restante (216 millones de euros). Todos los sectores disminuyeron sus cifras respecto a las del primer trimestre exceptuando el de oficinas, que aumentó su peso en el mercado en 1,9 puntos porcentuales.

Así pues, de seguir esta línea durante la segunda mitad del año, el sector inmobiliario terciario llegaría una cifra de inversión inmobiliaria próxima a los 13.000 millones de euros, lo que supondría un aumento del 16,75% respecto a los datos registrados durante el 2016, cuando la cifra se quedó en los 11.134 millones de euros.