Inicio Actualidad Económica Los bonos tensionan las bolsas

Los bonos tensionan las bolsas

Análisis de marcado en tres claves

Powell en el congreso

En su testimonio ante el Congreso del martes, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, reiteró su intención de no reducir prematuramente las medidas excepcionales de política monetaria adoptadas para luchar contra la crisis de la covid-19, especialmente sus compras mensuales de bonos del Tesoro de y valores respaldados por hipotecas (MBS) por un importe de 120 000 millones de dólares. Sus declaraciones llegaron tras la fuerte subida de los rendimientos de los bonos en lo que va de año, prueba de que los mercados se cuestionan si la FED podría empezar a reducir gradualmente sus compras de activos antes de lo esperado. Las Actas de la última reunión de la FED publicadas la semana pasada despejaron la incertidumbre sobre un posible tapering para finales de 2021 y sus miembros insisten en que es demasiado prematuro hablar de empezar a deshacer las medidas adoptadas por la pandemia ya que ven muy distante alcanzar los objetivos de inflación y pleno empleo. No se mostraron preocupados por el repunte de inflación ya que aseguran que será de carácter transitorio. El mercado no parece creer a la FED y en cierto modo, parece estar ignorando la posibilidad de que ésta comience a comprar bonos más largos, interviniendo también esa parte larga de la curva.

Tipos en Europa y BCE

Pese a volatilidad vista en las curvas de gobierno europeas, y la rapidez del repunte de tipos todavía hay elementos que no tienen que preocupar al BCE. Es más que probable que la institución intervenga para que la estabilidad vista en algunos elementos no se convierta en caos. Una alternativa sería el aumento de las compras bajo el PEPP y centrar la demanda de bonos de gobierno en los plazos más largos. No podemos en cualquier caso descartar por completo un escenario donde coincidiese la retirada de estímulos por parte de la mayoría de los bancos centrales, lo que podría obligar al BCE a acciones no deseadas.

Si el reciente movimiento tuviera continuidad podría llegar a ser un problema, pero hasta l fecha, los tipos “sólo” han empezado a acercarse al cero, lo que ayuda a salir de la política de tipos negativos que a nadie tiene cómodo.

Recuperación en marcha en EEUU

Los datos del Departamento de Comercio de EE. UU. mostraron que los pedidos de bienes de capital básicos, aumentaron un 0,5% en enero de 2021 después de un repunte del 1,5% en diciembre de 2020. Se trata de un buen proxy de los planes de gasto empresarial, que registran un incremento interanual del 8,3%. A principios de la semana, conocimos el aumento en las ventas de viviendas nuevas del 4,3% del mes de enero, seguido por una revisión del dato de diciembre del 1,6% al 5,5%. Las ventas de viviendas nuevas se vieron impulsadas por las bajas tasas hipotecarias y el escaso nivel de oferta de viviendas existentes, lo que empujó a los compradores hacia nuevas viviendas. Los analistas esperan que la actividad del sector de la vivienda siga respaldando el crecimiento del PIB de EE. UU.

¿Cerca del final de las subidas de tipos, al menos en EE.UU.?

El rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años ha subido 100 puntos básicos desde el mínimo del principios de agosto, un aumento similar a otras subidas fuertes y rápidas de tipos en magnitud y duración. Concretamente, el repunte de tipos ha sido desde el nivel de 0,5% al 1,4% de cierre del viernes, ocasionando pérdidas abultadas al tenedor de dichos bonos.

Esto ha llevado a TLT (bonos largos de EE.UU.) a tres desviaciones estándar de sobreventa por séptima vez en casi 21 años. Por supuesto, los rendimientos pueden seguir aumentando, pero TLT ahora ha caído más de lo que cayó en episodios anteriores similares.