Inicio Actualidad Económica Los empresarios avisan del «contagio» de la revuelta del campo a más...

Los empresarios avisan del «contagio» de la revuelta del campo a más sectores

La revuelta del campo amenaza con extenderse a otros sectores castigados por la crisis, la subida de costes y la sobrerregulación, tanto de la Unión Europea como del propio Gobierno español. El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, advirtió ayer de que la «explosión y el hartazgo del campo» puede contagiarse a más sectores «que llevan el mismo camino de pérdidas. Desgraciadamente, ha saltado el sector del campo, pero vamos a tener una cadena continuada de sectores que ya no pueden más y que van a saltar también».

El dirigente empresarial apuntó en un acto en Salamanca que «esto no es una cosa nueva, llevamos meses, probablemente años, diciendo lo mal que lo está pasando la empresa y la cantidad de palitos en la rueda a la actividad empresarial que se están poniendo». Por ello, invitó al Gobierno a poner en marcha «las medidas adecuadas» con el objetivo de que «las empresas puedan competir, sean productivas y puedan generar el empleo y el progreso que España necesita».

En el caso concreto del campo, Cuerva señaló que «habrá que buscar al responsable que ha llevado a que las empresas no estén en el centro de las políticas del Gobierno», sino que «están en la diana», y eso «conlleva de alguna manera el hartazgo, el ya no podemos más».

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, consideró en un acto en Huelva que hay que «reivindicar lo que está pidiendo el campo» y recordó que desde la CEOE se ha planteado como una cuestión clave una subida razonable del salario mínimo y la rebaja de las cotizaciones sociales al campo. «Se nos llena la boca hablando de la España despoblada, de la España rural», pero es la CEOE la que «ha tenido la sensibilidad de sacar a la luz también esa necesidad y poder aliviar especialmente a los pequeños agricultores, que son los que están sufriendo especialmente este tema. El campo son pequeñas familias, miles de personas y de autónomos que viven y trabajan en la España rural».