Inicio Actualidad Económica Los inspectores de Hacienda denuncian la designación a dedo de una afín...

Los inspectores de Hacienda denuncian la designación a dedo de una afín a Montero en el cargo internacional más relevante del Ministerio

El nombramiento por libre designación de Marta de Andrés Novo como nueva consejera de Finanzas en Reino Unido -uno de los cargos internacionales más relevantes entre los de alta dirección de Hacienda-, ha levantado otra tormenta interna dentro del Ministerio que dirige María Jesús Montero tras la denuncia interpuesta por la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) contra su designación, al entender que ha sido un nombramiento a dedo directamente ordenado por la ministra, al pertenecer a su entorno más afín, además de que el puesto no se corresponde «con los méritos» de la persona designada.

La Asociación ha explicado en un comunicado que esta adjudicación no está «suficientemente motivada» y «no cumple con los requisitos» que contempla la convocatoria en la que se exigía la concurrencia de «conocimientos en materia tributaria, aduanera y presupuestaria, especialmente en sus aspectos internacionales».

Los Inspectores recuerdan que en el real decreto que regula la provisión de puestos en las consejerías de Finanzas de las misiones diplomáticas del Reino de España se indica expresamente que estos «deberán cubrirse, preferentemente, o bien con miembros de alguno de los cuerpos superiores vinculados al Ministerio, los inspectores de Hacienda del Estado o los interventores y auditores del Estado, o por abogados del Estado que acrediten al menos cinco años de experiencia en un cargo de responsabilidad en el Ministerio de Hacienda». Además, exige, entre otros requisitos, que «se acredite experiencia en materias afines a las propias del puesto a desempeñar».

Por esta razón, la IHE entiende que De Andrés no cumple tales requisitos, además de tachar cuando menos de «inquietante» que hasta hace solo unos días la designada ocupaba el puesto de secretaria general técnica del Ministerio de Hacienda, el órgano que «tramita toda la gestión relativa a la adjudicación de dicha plaza», denuncian los inspectores, que insisten en que plazas de tanta transcendencia y especialización como la ahora adjudicada de la Consejería de Finanzas de Reino Unido, en la que «se gestionan cuestiones claves para los intereses de España y sus ciudadanos en el exterior», sea encomendada a personas que «no han acreditado en su trayectoria profesional los requisitos indispensables que requiere dicho cargo».

Así, cargan contra la política impuesta en el Ministerio por Montero, que pone de nuevo de manifiesto «la indeseable politización que en los últimos años se está llevando a cabo en la Administración Pública», concluyen.