Los planes de Trump, amenazados por la fortaleza del dólar

Los analistas temen que la revalorizacin de la moneda pueda empujar a la prxima Administracin a imponer medidas proteccionistas para demostrar que defiende el inters de los exportadores estadounidenses.

Donald Trump despotric contra los efectos de un dlar excesivamente fuerte durante la campaa electoral, advirtiendo del dao que ocasionaba a la competitividad de las empresas estadounidenses. Por desgracia para el presidente electo, su victoria el 8 de noviembre ha favorecido el encarecimiento de la divisa norteamericana, debido en parte a los planes de estmulo que planea aplicar.

El fortalecimiento del dlar supone una amenaza para los planes de Trump de reducir el dficit comercial. Importantes analistas temen que la revalorizacin de la moneda pueda empujar a la prxima Administracin a imponer medidas proteccionistas para demostrar que defiende el inters de los exportadores estadounidenses, y China sera probablemente el foco de los primeros conflictos.

David Dollar, ex autoridad del Tesoro de EEUU en China y miembro en la actualidad de Brookings, explica que los planes de recortes fiscales y gasto en infraestructuras de Trump probablemente contribuyesen a la subida de los tipos de inters y del dlar, y provocasen que el dficit comercial de EEUU siguiese amplindose. “No estoy seguro de que sea sensato fijar como objetivo la reduccin del dficit comercial. Pero si se hace, no parece que este paquete vaya a llevarnos a una situacin comercial ms equilibrada”.

Desde la eleccin de Trump, el dlar se ha revalorizado cerca de un 3,3% en trminos comerciales. Teniendo en cuenta que la Administracin entrante defiende polticas que aumentaran el dficit presupuestario, algo que podra obligar a la Reserva Federal a acelerar su calendario de subida de los tipos, analistas como William Cline, socio senior del Peterson Institute for International Economics, vaticinan nuevas subidas.

En un nuevo estudio, calcula que a mediados de noviembre el dlar estaba sobrevalorado aproximadamente en un 11%, y expone que los estmulos fiscales y las subidas de los tipos de inters asociadas corren el riesgo de fortalecer an ms la moneda. El dficit por cuenta corriente de EEUU va camino de ampliarse del 2,7% del PIB este ao a casi el 4% en 2021.

Las promesas de frenar el dficit comercial fueron un elemento central de la campaa de Trump: un informe del mes de septiembre de los asesores Peter Navarro y Wilbur Ross, su nominado como secretario de Comercio, aseguraba que la eliminacin del dficit facilitara un repunte del crecimiento, una idea muy criticada por los economistas. Trump advirti sobre el perjuicio de un tipo de cambio elevado: “Suena bien decir que ‘tenemos un dlar fuerte’. Pero eso es todo”, lleg a asegurar.

Varias autoridades temen que la fortaleza del dlar y los estmulos de Trump puedan crear oscilaciones en los tipos de cambio que le lleven a culpar a socios comerciales como China o la UE, aumentando as la tentacin a recurrir a polticas proteccionistas.

EEUU puede sobrellevar la fortaleza de la moneda mucho mejor que otras grandes economas debido al peso relativamente pequeo que tienen las exportaciones en la economa. Pero eso no cambia el hecho de que un dlar fuerte dificultara el objetivo expresado por Trump de repatriar empleos en el sector manufacturero, y daara la competitividad de EEUU.

“Lo que debera preocupar a muchas personas es que podramos estar a punto de iniciar una guerra comercial con la subida del dlar”, advirti una veterana autoridad de comercio europea.

Las relaciones con China son la primera prueba. Tras afirmar que etiquetara al pas de manipulador de divisas poco despus de asumir el cargo, Trump acus este mes a Pekn de perjudicar a EEUU con una “devaluacin”. No obstante, aunque el yuan se ha depreciado frente al dlar desde que comenz el ao, las autoridades chinas han intervenido recientemente para prevenir cadas de la divisa an ms pronunciadas.

China afronta “severas presiones para devaluar la moneda debido a la salida de capitales”, advirti Matthew Goodman, asesor senior para economas asiticas del Center for Strategic and International Studies. Clasificar al pas de manipulador de divisas “no modificara materialmente la trayectoria del dlar”, asegur. “Como han sealado muchos, no tiene grandes implicaciones en trminos prcticos o legales”.

Ese movimiento tambin resultara difcil bajo los criterios actuales fijados por el Tesoro de EEUU: un supervit comercial bilateral con EEUU por valor de ms de 20.000 millones de dlares, un supervit comercial por cuenta corriente de ms del 3% del PIB y una intervencin prolongada de sus autoridades en una direccin en los mercados de divisas. Actualmente, China slo cumple los dos primeros criterios.

Dicho esto, “no son criterios divinos”, advierte Eswar Prasad, un ex experto en China del FMI que forma parte ahora de la Universidad de Cornell. “Si el presidente Trump dice que China est manipulando su divisa, es la poltica oficial de la Administracin, y la va ms fcil para conseguir la cuadratura del crculo es que el Tesoro descarte su tercer criterio y se centre exclusivamente en los dos primeros”.

Trump dispone de varias opciones si quiere perseguir a China. La legislacin actual exigira que se intensifique el dilogo con Pekn, o las negociaciones, si la Administracin concluye que es un manipulador de divisas. Si esto no llega a buen puerto, exigira posibles sanciones como excluir a las empresas chinas de la oferta de contratos pblicos, algo que apenas afectara al gigante asitico.

Otra posible respuesta consistira en declarar una emergencia en relacin a la balanza de pagos e invocar la ley de 1974 que permitira al presidente aplicar de forma unilateral aranceles de hasta el 15% u otras restricciones a los productos chinos durante un mximo de 150 das. Esa medida podra ampliarse hasta un ao sin necesidad de consultar al Congreso. Pero sera un gesto drstico, y perjudicara a los consumidores estadounidenses en la misma medida que a China.

Robert Kahn, socio senior del Consejo de Relaciones Exteriores, seal que esperaba que si EEUU etiqueta a China de manipulador de divisas, fuese el preludio de la negociacin de un nuevo marco poltico entre los dos pases. Existe tambin la posibilidad de que terminase siendo “el primer disparo de una guerra comercial daina”.

Loading...