Inicio Actualidad Económica Los rendimientos crecientes en renta fija norteamericana introducen volatilidad en el mercado...

Los rendimientos crecientes en renta fija norteamericana introducen volatilidad en el mercado de divisas

Ayer fue una sesión indecisa para el dólar estadounidense, abriendo a la baja en la jornada europea y fortaleciéndose más tarde a la apertura del mercado norteamericano. El rendimiento a 10 años de los bonos del Tesoro subió una vez más, hasta 10 puntos básicos en el día, mientras que la renta variable estadounidense conquistó mayor terreno. Los comentarios del presidente de la Fed ante el Congreso ayudaron a frenar el movimiento en los mercados de renta fija y aliviar el dólar. Powell afirmó que la economía podría tardar más de tres años en alcanzar las metas de inflación de la Reserva Federal cuando fue abordado sobre el repunte actual de los rendimientos en Estados Unidos. Esta mañana, el dólar cotiza más débil en línea con el compromiso de Powell de una política monetaria ultra-flexible, pero la dinámica del dólar puede cambiar en la sesión de la tarde como lo ha hecho muchas veces durante el último mes. Hoy, la segunda lectura del PIB del cuarto trimestre, la lectura preliminar de los pedidos de bienes duraderos de enero y las solicitudes iniciales de desempleo para la semana del 30 de enero, mientras que más oradores de la Fed se presentan en la sesión de la tarde.

La libra esterlina continúa operando a la vanguardia del G10, beneficiándose de la debilidad generalizada del dólar estadounidense y de las dinámicas más favorables en el entorno doméstico. Un informe publicado en vísperas al anuncio del presupuesto la próxima semana, mostró que se está instando al ministro de Hacienda a incluir determinadas condiciones. Entre ellas, Rishi Sunak tendría que entregar £70 mil millones en estímulos específicos, además de una extensión de los programas actuales de apoyo ante la pandemia. En total, esto se sumaría a un préstamo récord del 5% del PIB. El informe se basa en convocatorias anteriores del Instituto de Estudios Fiscales, el CBI y la Cámara de Comercio, que instaron a ampliar las medidas de apoyo al mercado laboral. Los titulares de los medios anticipan que los esquemas de apoyo al empleo se extenderán la próxima semana, pero aún se desconoce hasta cuándo. Algunos opinan que las ayudas serán extendidas hasta mediados o finales del verano, en línea con los planes de reapertura del gobierno para el sector de servicios.

El peso mexicano cerró ayer con ganancias frente al dólar a pesar de movimientos mixtos en el día. Tras relajar su operativa bajista de la semana pasada, el peso se muestra ahora más resiliente a la caída de los bonos del Tesoro estadounidense y al éxodo en el mercado de renta fija local. Ayer, en cambio, la temática dominante estuvo centrada en las cifras de inflación y las señales que estas añaden a las expectativas de expansión de la política monetaria. La cifra general de inflación a mediados de febrero avanzó un 3,84% en comparativa interanual, un modesto crecimiento en relación al cierre de enero, en 3,74%. El avance inflacionario respondió fundamentalmente al crecimiento de los precios de los energéticos, que refleja el repunte del crudo a nivel internacional. El componente subyacente de la inflación, por su parte, se mantuvo esencialmente estable, aunque la variabilidad entre los distintos rubros del indicador es notablemente mixta. A pesar de ser el dato más alto desde octubre de 2020, la inflación general se mantiene dentro del rango meta de Banxico y la lectura de febrero apenas estuvo marginalmente por debajo de las expectativas. Esto implica que Banxico aún conserva margen para reducir los tipos de interés, como ya anticipa el mercado. La ruta de política monetaria será escrutinada hoy, cuando se publiquen las actas de la última reunión de Banxico.